Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Xavi Molina resiste a la delicada situación del Córdoba

El central de La Canonja padece los problemas económicos que vive el club, aunque admite que la unidad entre equipo y afición ayuda a seguir creyendo

Marc Libiano

Whatsapp
Foto: Córdoba CF

Foto: Córdoba CF

En el último día del mercado veraniego y casi sobre la bocina, Xavi Molina (Tarragona, 1986) compareció por Córdoba casi por sorpresa. Había salido del KAS Eupen, de la Primera División de Bélgica, con el que disfrutó de protagonismo durante la temporada en la que prestó sus servicios. El excentrocampista del Real Madrid y del Chelsea, ahora técnico, Claude Makélélé, le había requerido para su proyecto y en verano de 2018, el defensor emprendió la aventura belga, después de su prestigioso paso por el Nàstic.

Molina se adaptó al vertiginoso fútbol del campeonato y alcanzó números históricos con el Eupen. Cerró el curso más importante de la historia del club en Primera en media tabla y sin penurias para sellar la permanencia. En todo caso necesitó emigrar rápido. De nuevo, de vuelta al fútbol español. Algunas situaciones confusas entre el entrenador y la secretaría técnica le llevaron a tomar esa decisión. En el último momento recibió la propuesta del Córdoba, un destino apetecible si las circunstancias acompañan. Firmó un contrato por dos temporadas.

El aval de Enrique Martín
Enrique Martín, el técnico que empezó la temporada en el Córdoba, le entregó toda su confianza. Disputó todos los encuentros hasta que una lesión muscular le ha obligado a parar. En total, Molina acumula seis apariciones como titular en el Córdoba, incluso algunas de ellas en la posición de mediocentro, menos habitual por su naturaleza, en los últimos años. El tarraconense ha sumado un gol a sus servicios.«Ahora estoy centrado en la recuperación para volver cuanto antes», admite el futbolista, que en los últimas horas ya ha empezado a tocar el balón sobre el césped de la Ciudad Deportiva.

La destitución de Enrique Martín y la llegada de Raúl Agné al banquillo del Córdoba no modifican los planes del central, que aspira a disponer de protagonismo en el futuro del equipo, siempre y cuando ese futuro no se vea destrozado por la delicada situación económica que vive la Sociedad Anónima Deportiva.

Desde que se encuentra en la ciudad andaluza, el de La Canonja no ha recibido ninguna nómina. El Córdoba adeuda a sus futbolistas y trabajadores hasta dos mensualidades y la primera plantilla apareció ante los medios para denunciar esa situación que viven los profesionales relacionados con el club. «Tenemos una realidad incómoda, pero el vestuario está lleno de gente sana. Estamos muy unidos y se hace más llevadero», reconoce el defensor. Xavi Molina asegura sentirse «muy a gusto en la ciudad», y destaca la comprensión y el apoyo que el equipo siente de los aficionados. «Nos ayudan muchísimo. El otro día nos esperaron para darnos las gracias». A pesar de los problemas, el Córdoba se mantiene vivo en su lucha por el play off de ascenso. Se encuentra a dos puntos del privilegio.

Temas

Comentarios

Lea También