Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Agné contra las matemáticas

El técnico de Mequinenza solo ha ganado cinco de los 26 partidos con el Nàstic como visitante. Solo le vale vencer en Las Gaunas para seguir

| Actualizado a 26 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Raül Agné salvó el primer match ball frente al Numancia, pero ahora tiene la prueba de fuego definitiva. Se va a jugar su futuro en el banquillo del Nàstic como visitante. Esa ha sido su gran asignatura como entrenador grana y Las Gaunas va a ser el escenario para dictar sentencia. Por eso el Consejo de Administración le dio un ultimátum de dos partidos porque confiaba en que en casa iba a ganar, pero fuera la película cambia. No quería volver a vivir situaciones parecidas a las que le tocó vivir durante la pasada y esta temporada en la que el equipo daba un paso al frente en el Nou Estadi, pero daba dos pasos atrás cuando tocaba dar el golpe como visitante.

En las Gaunas, el técnico de Mequinenza va a pelear contra una dinámica de resultados, contra su pasado y contra su presente. Los números no engañan y los resultados lejos del Nou Estadi no invitan al optimismo, pero si de algo ha demostrado ser capaz el entrenador grana es de salir airoso en momentos en los que parecía imposible que lo hiciera.

En los 26 partidos que ha dirigido Agné al Nàstic como visitante solo ha logrado cinco victorias. Eso da un porcentaje de un 19’23%. El resto de encuentros se han saldado con 11 empates y 10 derrotas. Hay que recordar que al técnico de Mequinenza solo le vale ganar y el empate frente a la SD Logroñés también le condenaría por lo que el desafío contra los números es total. En otras palabras, solo cinco de los 26 resultados logrados de visitante como entrenador del Nàstic le permitirían seguir al frente de la nave grana.

Esas cinco victorias que ha logrado lejos del Nou Estadi llegaron el año pasado y en el tramo final de la temporada. La primera fue ante el Betis Deportivo y curiosamente fue en un encuentro en el que también se jugaba el cargo. El equipo volvió a dar la cara en un día en el que su entrenador se lo jugaba todo y ejecutó una actuación firme en la que no dio opción al filial verdiblanco. Fue la victoria más holgada como visitante de la ‘Era Agné’ con un 0-3 que no se ha vuelto a repetir.

Tres victorias más llegaron en una fase regular de la temporada en la que luego se conquistaría el Johan Cruyff (0-2) en otro de los mejores partidos que se le recuerdan a los granas como visitantes con Agné en el banquillo. Los otros tres triunfos caerían de manera consecutiva en tres partidos para el recuerdo. Se ganó en el Carlos Belmonte con un gol en la agonía de Pedro Del Campo y se repitió victoria en el Collao en un partido en el que solo valía el triunfo para meterse en el play off y en el que Pablo Fernández apareció para plantar la bandera.

El último triunfo lejos del Nou Estadi llegó en las semifinales del play-off frente al Racing Ferrol gracias a un gol de Nil Jiménez en Balaídos. Manu García hizo el resto y el Nàstic se metió en una final del play off en la que volvería a jugar en terreno neutral en tierras gallegas y caería frente al Villarreal B (2-0).

Este año son ya cuatro los partidos que ha jugado el conjunto grana como visitante. Dos empates y dos derrotas es el pobre bagaje. Dos de doce puntos posibles que han llevado a Raül Agné a esta situación. En sus manos está volver a dar un golpe en la mesa. Ya lo hizo el año pasado ante el Betis Deportivo. Ahora quiere hacerlo en Las Gaunas. Agné tiene más vidas que un gato. Que nunca lo olviden.

Comentarios
Multimedia Diari