Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El CB Salou gana al Baskonia B y reafirma su candidatura a LEB Plata (79-76)

Un triple de larga distancia de Adrià Aragonés en el último segundo da el triunfo a los de la Costa Daurada en el segundo partido de la fase final de ascenso en Gandía

| Actualizado a 13 mayo 2022
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Temas:

El encuentro comenzó con un retraso de media hora por un problema con las equipaciones del Baskonia B que obligó al Salou a jugar con su equipación amarilla. Una demora que pareció durarle algo más al conjunto vasco. Los vitorianos se vieron arrollados por un buen inicio salouense. Los de Jesús Muñiz sabían que les iba la vida y no se andaron por las ramas. Parcial de 8-0 para empezar con dos triples. Uno de Ngomo y otro de Alaminos que quería resarcirse un poco por su flojo acierto frente al Gandía (vaya si lo hizo, 20 puntos para el de Montblanc). Aragonés se sumaba a la fiesta de los 6,75 metros. 3 de 4 en lanzamientos de tres que inspiraron a concentrar el juego amarillo en el exterior. Quizás en exceso, porque en cuanto ese porcentaje bajó, algo lógico para un equipo que tiene su porcentaje de acierto por encima ligeramente del 35%, el Baskonia B recuperó terreno. Lo hizo con su jugadores más veteranos, Maxi Soler, de 33 años, y Portalez, de 27. Los vitorianos les devolvieron el parcial incrementado hasta el 11-0 que ponía a los visitantes +4 (13-17, minuto 5).

A partir de ese momento se inició un fuego cruzado con canastas a lado y lado de la pista. El CB Salou seguía empeñado en esquivar la zona y tratar de abrir al cuadro vasco con los triples. Pero el acierto ya no era el del inicio. La primera manga finalizaba con 21-24. Una puntuación muy alta en un primer periodo de defensas blandas.

Justo todo lo contrario que sucedió en el segundo cuarto. Costó Dios y ayuda anotar. Sobre todo al Baskonia B que no consiguió sus primeros puntos hasta que faltaban poco más de tres minutos para finalizar el periodo. El colapso en la zona que propuso Jesús Muñiz atascó a la ofensiva vitoriana. Los vascos se veían obligados a jugar desde fuera pero no tenían el día. A cada intento se les encogía el aro un poco más.

El Salou tampoco es que estuviera muy acertado. De haberlo estado hubieran aprovechado ese momento para romper el encuentro. Fue un constante en todo el partido. Se iban abriendo ventanas para marcharse en el marcador, pero no había manera. O las pérdidas o los errores defensivos permitían a los vitorianos seguir vivos en el partido. En el segundo cuarto la diferencia en el electrónico se clavó en los siete puntos (39-32) después de un triple sobre la bocina de Artur Alaminos.

20 puntos anotó Artur Alaminos para resarcirse de su primer partido y liderar al equipo

Había miedo con el tercer periodo. En el partido ante Uros Rivas, fue el momento en el que Baskonia B conseguía romper el choque. Pero el Salou no es el Uros Rivas. Alaminos comenzó la segunda mitad como acabó la primera, con un triple que ponía el +10 por primera vez en todo el duelo para los tarraconenses.

Fabián Téllez, técnico de los vitorianos, echaba mano del joven Sidy Cissoko, una de esas estrellas en ciernes. El jugador de 18 años ha disputado la temporada con el Iraurgi de LEB Oro, vinculado al Baskonia, pero que ha bajado a Gandía para reforzar al EBA en su asalto al ascenso a LEB Plata. El galo se atrevía con todo, pero se perdió en las quejas constantes a los árbitros. Y eso que le concedieron cuatro tiros libres al entender los colegiados que hubo falta de tiro y antideportiva posterior. Anotó tres que le sirvieron a Baskonia para volverse a enganchar (50-48, minuto 5) después de haber estado a once del Salou.

La estrella del cuarto, si embargo, iba vestida de amarilla. Víctor Neila lograba cinco puntos casi seguidos que abrían una brecha que parecía decisiva. Parecía. Dos canastas rápidas en 10 segundos dejaban el partido aún abierto (62-57).

La tensión iba en aumento. Trató de cortarla el Salou con un 6-0 que apuntaba a un final tranquilo. Ni mucho menos. Reaccionó el Baskonia aferrado a un Pirela que encontraba los resquicios en la defensa amarilla que ninguno de sus compañeros habían sido capaces de leer. El venezolano daba la primera ventaja para los vitorianos (73-74) a falta de un minuto y medio para la conclusión.

Alaminos daba tranquilidad con un triple que recuperaba la iniciativa pero una pérdida que Pirela culminó con una canasta fácil dejaba el duelo empatado y encarado a la prórroga. «¡Ni de broma!», pensó Aragonés que en medio de la oscuridad proyectada por los brazos interminables de Cissoko que le rodeaban lanzó con toda la fe. La suya, la del equipo, la del club y de todo el básquet de la provincia para anotar un triple que mantiene al Salou en la lucha y con la moral por las nubes. Si ganan a Uros Rivas tendrán seguro la bala del domingo. Como mínimo.

Comentarios
Multimedia Diari