Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Condena exterior (UPB Gandía 71- 68 Brisasol CB Salou)

El CB Salou cae ante el Gandía en el primer partido del play off en un encuentro en el que le condenó la falta de acierto en el triple

| Actualizado a 12 mayo 2022 21:42
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

No pudo ser. El Brisasol CB Salou comenzó la fase final de ascenso a LEB Plata con derrota frente a un Gandía que estuvo mejor en los momentos decisivos. Fue un encuentro de constante intercambio de golpes que llegó al final con la posibilidad de que se lo llevaran ambos equipos. Se lo llevó el anfitrión porque cometió menos errores y porque encontró en el 6’75 un factor desequilibrante. El que impulsó al Gandía fue el que mató al CB Salou. Así es el arte del triple, tan decisivo como desquiciante. Ahora los de Jesús Muñiz deberán vencer al filial del Baskonia para seguir soñando y al menos no descolgase de la pelear por la segunda plaza. Otra derrota sería el despertar definitivo.

Si alguien esperaba un inicio amedrentado del Brisasol CB Salou andaba muy equivocado porque si algo le ha sobrado siempre al equipo de Jesús Muñiz es personalidad. Ni debutar en play off frente a un anfitrión como el Gandía fue motivo de duda. Salieron a por todas y colocaron un 0-5 de inicio gracias a una canasta de dos de Gerard Santiago y un triple de Artur Alaminos.

El comienzo fue perfecto, pero entraba dentro de los planes que aquella salida fuese interrumpida. El Gandía lo hizo y rápidamente le dio la vuelta al marcador (7-5). Ya se podía intuir durante los primeros minutos por donde iba a caminar el encuentro. Un partido duro en el que las defensas iban a cortocircuitar los ataques. Apenas iba a ver canastas sencillas porque los ataques andaban faltos de fluidez. Todo pase, bote o tiro se realizaba con el aliento en el cogote.

Ambos equipos asimilaron con rapidez de qué iba a ir el partido. Por eso es tan importante tener a jugadores descarados que en momentos en los que la presión quema aparecen. Virtuosos de la bola que tiran de talento para sobrevivir a las telarañas rivales. Gonzalo Balta y Adrià Aragonès son de esta especie y ambos aparecieron en fase ofensiva para devolverle el mando a un conjunto salouense que llegó a tener la máxima diferencia en toda la primera mitad (9-15)

Otra vez reaccionó un Gandía que le volvería a dar la vuelta al marcador. Ya con hombres de refresco en la pista, el Salou aprovechó los buenos minutos de Neila como base y Larry Ewulu como amenaza exterior. Tuvieron la posibilidad de irse por delante, pero en el último tiro el Gandía clavó un triple para irse uno arriba al segundo cuarto (20-19).

El inicio del segundo parcial no pudo ser más prometedor para los de Jesús Muñiz. Adrià Aragonès clavó su segundo triple de la tarde para volver a colocar a su equipo por delante (19-22). A partir de ahí el partido entraría en una constante maraña defensiva por parte de ambos equipos que seguían haciendo muy pequeños sus aros. Los triples no entraban y así lo reflejó la estadística al final de los 20 minutos con el 2/9 del Gandía y el 3/16 del CB Salou.

Cuando la bocana de vestuarios se vislumbraba apareció la figura de Balta para impulsar al CB Salou en un momento de juego algo anárquico y espeso. Emergió a lo grande con dos penetraciones marca de la casa que pusieron a los salouenses que empataron el encuentro (32-32). El cierre del segundo cuarto también llevó su firma cuando recuperó una bola y asistió a Gerard Santiago que con una bandeja dejó al Salou por delante al descanso (32-34).

El tercer cuarto del CB Salou no se explica sin la figura de Gonzalo Balta porque el base sostuvo a su equipo en los malos momentos y le impulsó en los buenos. Fue un recital de puntilla y control. Porque fue capaz de anotar, asistir y controlar el tempo del partido. Durante 10 minutos estuvo el partido en sus manos y eso provocó que los salouenses se sintieran más cómodos que nunca en la pista. Tuvieron amagos de despegue pero el Gandía los frenó porque el conjunto local supo pelear contra un gran equipo, pero también contra sus nervios. Jugaron algo atenazados, pero defendieron con el alma. En todo caso, los de Jesús Muñiz se marchaban con una jugosa aunque corta ventaja al parcial final (54-57).

Lo del último cuarto fue de infarto. Un manojo de nervios que cuesta explicar porque se vivieron muchas sensaciones. Lo que resume el final del encuentro es que en ese caótico escenario el Gandía tuvo el acierto exterior que no tuvo el Salou. Las estadísticas no fallan y los locales metieron 9 de 23 intentos por el pobre 4 de 24 de los salouenses. La daga final llegó con el 70-63 porque siete puntos eran un mundo. Ngomo y CJ casi reaniman al Salou, pero ya fue demasiado tarde. MArc Morales tuvo tiro para forzar la prórroga pero fue tan forzado que no tocó ni aro (71-68). Dura derrota para un CB Salou al que se le complica el ascenso, pero ni mucho menos hay que descartarlo. Nunca se rinden.

Comentarios
Multimedia Diari