El Badalona, de pesca en el Nou Estadi

El conjunto badalonés pretende las cesiones de Óscar Sanz y Pol Ballesteros, futbolistas del Nàstic

| Actualizado a 27 diciembre 2021
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Nàstic trabaja en la operación entrada, en la que confía en cerrar las operaciones de Juan Camilo Becerra y Elías Pérez en los próximos días, pero tampoco pierde de vista una operación salida que es igual de necesaria para poder dejar espacio a estas fichas. Habrán varias marchas, pero hay dos que son prioritarias para la dirección deportiva grana.

Óscar Sanz y Pol Ballesteros necesitan minutos para crecer, ya que se tratan de dos futbolistas de futuro con los que cuenta el club tarraconense y que fueron renovados el pasado verano. El Badalona quiere ofrecerles ese escenario predilecto para su crecimiento. El conjunto dirigido por el mítico Javi Moreno y que tiene unas excelentes relaciones con el Nàstic ya le ha hecho saber a la entidad tarraconense que quiere la cesión de los dos futbolistas.

El Badalona necesita reforzarse durante este mercado de invierno, ya que su situación en 2ª RFEF no es nada cómoda. En estos momentos ocupa la 13ª plaza de la clasificación, un lugar nada recomendable, ya que podría abocarles a disputar una eliminatoria por la permanencia. En todo caso, el conjunto badalonés ha mejorado mucho sus prestaciones desde que dio un viraje en el banquillo y se espera completar una segunda vuelta ilusionante.

Los casos de Óscar Sanz y Pol Ballesteros son distintos, siendo mucho más factible la cesión del primero que del segundo. El mediocentro de Vilanova necesita jugar, sentirse importante y en Badalona jugaría en una categoría nueva y perfecta para su crecimiento. El Prat es otro de los equipos que ha preguntado por sus servicios. De lo que no hay dudas es que su destino apunta a estar en esta categoría. Allí quiere volver a sentirse importante y relanzar ese progreso que había tenido en sus últimas temporadas en la Pobla. En el Nàstic ni siquiere ha llegado a debutar en partido oficial y es un jugador que no cuenta en los planes de Raül Agné.

Además, el conjunto grana quiere cerrar a Elías Pérez como alternativa a Javier Ribelles y eso sí que le cerraría todavía más las puertas.

Pol Ballesteros es un jugador que el año pasado brilló durante buena parte de la temporada como revulsivo con Toni Seligrat en el banquillo, pero que este año apenas ha contado para Raül Agné que ni siquiera le ha otorgado este rol. 76 minutos en cuatro partidos es su bagaje con el Nàtic en Primera RFEF. Una situación insostenible para un jugador de 25 años que está en una etapa para ofrecer su mejor rendimiento.

El extremo de Vilassar es un jugador con cartel que tendrá más equipos interesados en su figura, ya que se trata de un futbolista que si se le hace sentir importante puede marcar diferencias porque es uno de esos bandas que están en peligro de extinción.

El año pasado demostró que más allá de generar desequilibrio había añadido mordiente en metros finales, logrando marcar cuatro goles que llegaron en las primeras siete jornadas de campeonato. En todo caso, Badalona sería una plaza en la que apuntaría a ser importante y tener minutos. En los próximos días deberá decidir. Él y Óscar Sanz. La operación salida sigue curso y el Badalona anda atento.

Comentarios
Multimedia Diari