El baloncesto tarraconense sueña con jugar en LEB en 2022

Marc Morales (CB Salou), Dani Tugores (CBT) y Jordi Andreu (CB Valls) desean un año de éxitos

| Actualizado a 02 enero 2022 06:41
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El baloncesto tarraconense ha tenido un 2021 muy atípico, marcado por la pandemia de Covid-19 que ha sacudido al mundo entero y todavía hoy sigue agitando con la sexta ola provocada por la variante ómicron. Ibersol CB Tarragona, CB Brisasol Salou y CB Valls Òptiques Teixidó se han ido adaptando a las circunstancias buscando siempre la excelencia deportiva.

El CBT perdió la categoría tras una mala temporada en LEB Plata. Pelearon hasta el final, pero los pupilos de Berni Álvarez tuvieron que asumir su retorno a la Liga EBA. Pese al descenso, se sacaron cosas positivas. Daniel Tugores, por ejemplo, tuvo la oportunidad de dar el salto a LEB Plata y demostrar que la tercera categoría no le viene grande. «Disfruté muchísimo. Uno no solo aprende con sus compañeros y sus entrenadores, también de los rivales a los que se enfrenta y en este sentido saqué muchos conocimientos compitiendo con jugadores de gran nivel», explica.

Tugores siguió en Tarragona para convertirse en capitán del equipo y referente de la nueva hornada. «Tomé la capitanía con muchas ganas y con la intención de ayudar a conjuntar al equipo», explica. Ni siquiera el base mallorquín, desde su privilegiado rol de líder del vestuario, esperaba un inicio tan positivo a nivel de resultados. «Han llegado antes de lo esperado», admite. Un éxito prematuro cuyo precio se ha pagado en los últimos enfrentamientos del año, con esas dos derrotas ante CB Salou y El Olivar que han dejado un sabor amargo. Tugores cree que «nos hemos puesto mucha presión como si tuviéramos que ganar sí o sí y tenemos que ser pacientes, porque tenemos mucho margen de mejora y con Berni Álvarez alcanzaremos un nivel muy alto».

El mallorquín espera que este 2022 el equipo siga creciendo y él siga aprendiendo de todos. Sobre todo de los jóvenes. «Se aprende muchísimo de ellos», concluye.

Un Salou histórico

En dinámica completamente distinta acabó el CB Salou, ganador de los dos últimos derbis del año. «Lástima del parón. Íbamos como un tiro», asegura el capitán amarillo Marc Morales. El base de Vila-seca se muestra orgulloso de cómo ha llegado el equipo a este final de 2021: «Creo que hemos visto al Salou que Jesús Muñíz y los aficionados quieren ver».

El 2021 regaló a los aficionados del Salou dos momentos únicos: la lucha por llegar a la fase final de ascenso a LEB Plata ante el Mollet que se escapó en el último minuto y una final histórica de Lliga Catalana EBA ante todo un Barça. Una plantilla dirigida por dos ex jugadores culés como Roger Grimau y Víctor Sada y con futuras estrellas como Ubal y Caicedo.

De la temporada anterior Morales puntúa todo el proceso del equipo, desde la recuperación hasta el desenlace final, con «un notable» mientras que del duelo ante los azulgrana señala que fue «un premio, una final soñada, aunque el Barça nos dominó de principio a fin». Para el 2022 Morales se muestra ambicioso: «Tenemos que ser honestos y aunque siempre hemos dicho que el primer objetivo del Salou tiene que ser mantener la categoría, este año tenemos que entrar en play-off».

El Valls

El CB Valls es el equipo de la provincia que mejor situado está en la tabla. Ocupan la segunda posicion a una victoria de El Olivar. Una situación privilegiada a nivel de resultados pero Jordi Andreu, el capitán del equipo, cree que «todavía podemos dar una mejor versión». En este sentido el jugador vallense, que cumple su séptima temporada, subió al primer equipo en Copa Catalunya con 17 años, asemeja este curso al primero de Oriol Pozo en el banquillo del Joana Ballart: «La segunda vuelta fue espectacular». Como lo fue el final de la temporada pasada. No lograron entrar en la promoción final de ascenso a LEB Plata pero «volver a jugar con el pabellón lleno, después de la temporada tan atípica, fue espectacular». Le queda la espinita de no conseguir meterse en la última fase, pero «sería resultadista quedarme solo con eso y no con la buena temporada del equipo».

Y es que ascender no es fácil. Como recuerda el escolta rojiblanco «de 100 equipos solo ascienden 5, no puedes obsesionarte con subir, porque corres el riesgo de decepcionarte». Andreu prefiere mirar la temporada con perspectivas de futuro: «Tenemos que seguir apostando por la cantera. Tenemos júniors muy buenos y también cadetes que tienen que seguir constiyendo la base del equipo».

Los tres capitanes representan un momento muy particular del baloncesto de la demarcación. Mientras la mayoría de equipos EBA cuentan con poco seguimiento solo hace falta echar un ojo al Joana Ballart, Salou Centre o al Serrallo para darse cuenta que el 2021 ha despertado aún más al aficionado del básquet del territorio. El 2022 tiene que ser el que contribuya a dar un salto más.

Comentarios
Multimedia Diari