El Brisasol Salou asalta el Joana Ballart con un recital

Los de Jesús Muñiz terminan la primera vuelta en racha, mientras que el CB Valls cae de la primera posición (66-79)

| Actualizado a 18 diciembre 2021 21:35
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

No hay quien pare a los de Jesús Muñiz. La semana pasada fue el CBT y ayer el CB Valls. Ambos llegaban líderes a sus respectivos derbis contra los salouenses y, a pesar de ello, los de la capital de la Costa Daurada los acabaron triturando.

El Salou salió con la misma intensidad que ante los cebetistas y a los vallenses les costó horrores adentrarse en la zona. La incómoda defensa salouense desactivó cualquier intentona local en los primeros compases, lo que obligó a los de Oriol Pozo a probar de tres sin suerte. De hecho, durante todo el encuentro lo intentaron constantemente, pero no era el día para los triples. En ataque, los salouenses hacían daño con Alaminos y un Barksdale que sacaba petróleo cada vez que el balón pasaba por sus manos.

El salvavidas rojiblanco en el arranque fueron las transiciones rápidas y un Sergi Domènech que cuajó unos notables minutos iniciales. Por su parte, David Loras rescató a su equipo en medio del desierto para sumar por dentro. Su contribución permitió maquillar el primer periodo, pero no evitó que los visitantes lo cerraran por delante (17-22).

En el segundo acto, los de Oriol Pozo dieron la cara y mejoraron la versión de los primeros diez minutos. Roger Riu estuvo especialmente acertado, pero dos faltas en un corto periodo de tiempo obligaron al técnico local a cambiarlo por Domènech. Toledo, que había estado hasta entonces desaparecido, también desplegó un gran juego en un Joana Ballart que se caldeaba por momentos.

El árbitro fue objeto de críticas por parte de los aficionados rojiblancos tras algunas jugadas polémicas. Mientras desde las gradas todo eran reproches, Gonzalo Baltà dibujaba un nuevo partido estelar. Suma y sigue.

Toledo pudo ajustar el marcador al descanso con un triple (34-36), pero Barksdale acudió al rescate para anotar en los pocos segundos restantes (34-38). El Salou había tenido el control del partido en la mayoría de tramos de la primera mitad, aunque los de Oriol Pozo habían hecho honor a su puesto en la tabla frenando a los salouenses y dejándolo todo abierto para la segunda mitad.

En la reanudación, un mate de Sergi Domènech empujó a los suyos a ser más agresivos y enchufó a los que se habían congregado en el Joana Ballart. Había partido y lo querían luchar hasta el último segundo.

El encuentro, por si no estaba suficientemente encendido, se torció para los salouenses con la expulsión de Adrià Aragonès. Ahora las críticas salían de las bocas salouenses, que no pasaban ni una y también tenían tiempo de cruzarse algunos agravios con la afición rival.

Pero el protagonista no fue el árbitro. Oscar Ngomo hizo añicos a los rojiblancos. Por dentro, provocaba faltas que después se cobraba en los tiros libres y, en el exterior, tres triples en ese periodo aguantaron a los visitantes cuando el Valls se crecía (49-55).

 

Duelo de golpes

El último cuarto fue una montaña rusa de emociones para los dos bandos. La mala suerte en los tiros exteriores parecía esfumarse con un triple de Emilio Martínez. Otra canasta de Loras ponía a los de casa a un punto (54-55) y con la oportunidad de ponerse por delante por primera vez.

El alboroto del Joana Ballart de repente cesó tras el triple de Ewulu y el gran tapón de Moreno sumado a otra canasta de tres del mismo. Alaminos colocaba el más 10 y hacía tambalear la reacción del Valls (54-64).

Sorprendentemente, los de Oriol Pozo se rehicieron del parcial de 0-9 con uno de 6-0 que devolvía la esperanza a la parroquia rojiblanca. Sueño que los salouenses se encargaron de borrar sin miramientos hasta ponerse 15 arriba (62-77). Siete triples le endosaron al equipo de Pozo en el último periodo, generando unas distancias insalvables. El partido no se le escapó al Salou, que consiguió asaltar por primera vez el Joana Ballart.

El triunfo cierra una primera vuelta de los salouenses con subidas y bajadas, pero que termina por todo lo alto. Los de Jesús Muñiz ahora parecen intratables y acaban los primeros 17 partidos a solo una victoria de Valls y CBT. Ambos han visto como los salouenses les han echado del liderato, que ahora ocupa El Olivar.

Comentarios
Multimedia Diari