El CB Valls supera al Olivar con un final lleno de suspense

El Joana Ballart apretó en unos últimos minutos con diferencias muy cortas y que se decidieron por detalles

| Actualizado a 20 febrero 2022 10:11
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El CB Valls llegaba en crisis. En pocos partidos había visto cómo sus opciones de colarse en el play off se disolvían al ritmo que se quedaba sin efectivos por las lesiones, especialmente la de Vinicius. En definitiva, los rojiblancos necesitaban reencontrarse con ese equipo que aspiraba a todo durante gran parte de la primera vuelta. Tocados -pero no hundidos- solamente el calor de casa, de su gente, les podía devolver la ilusión en un duelo contra otro de los conjuntos de la zona noble.

Al Joana Ballart le costó enchufarse. Solamente en instantes en los que el Valls levantaba resultados adversos, el espíritu del pabellón rojiblanco asomaba. La afición marcó la diferencia en la recta final, cuando el marcador se movió con diferencias muy cortas y los de Oriol Pozo tiraron de épica y orgullo para hacerse con la victoria.

El arranque del Olivar fue tan bueno como fugaz. Los aragoneses se pusieron cinco puntos por encima en las primeras jugadas (0-5 y 2-7), pero después desaparecieron. Con dos triples, los vallenses se colocaron por delante. Los de Oriol Pozo se hacían fuertes atrás, dominando la zona y con un Riu inconmensurable, y por dentro causaban un daño que los visitantes no eran capaces de detener. Los rojiblancos alcanzaron incluso los 10 puntos de diferencia en su mejor momento (18-8), tras una pérdida de Mara que desencadenó una contra local.

A pesar de que el Valls se imponía, los aragoneses mejoraron en la recta final del periodo. Subieron las líneas de presión y dificultaron más la salida de los de Pozo. Aun así, los locales terminaron el periodo con una ventaja considerable (21-14) y con la buena noticia de la vuelta de Besora.

En el segundo acto, El Olivar demostró mayor control. Forzó al Valls a tener que depender de los tiros exteriores, sin mucha suerte, y gozaron de mayor acierto en los suyos. Con siete puntos de desventaja (23-30), el tiempo muerto de Pozo despertó a su equipo para irse al descanso prácticamente igualados (32-33) y un buen sabor de boca.

Los rojiblancos consiguieron durante todo el partido controlar a Mara, un jugador de tan solo 16 años que mide 2,18 metros. La superioridad de Mara por arriba es prácticamente insultante, pero tanto Loras como Riu -sobre todo al final- hicieron un papel más que digno para contener la amenaza aragonesa.

En la reanudación, los vallenses arrasaron. El mate de Trouvé en los primeros compases encendió el Joana Ballart y los posteriores triples de Domènech, Medina y Martínez desencadenaron la fiesta rojiblanca (45-38). Cuando los aragoneses volvieron a tener a tiro ponerse por delante, un triple de Jordi Andreu dio aire para encarar el último periodo (53-49).

El cuarto tiempo estuvo marcado por las alternativas. En su mayor parte, no contó con un dominador claro y se guio por el duelo de golpes que protagonizaron ambos conjuntos. La intensidad del partido estaba altísima y Pozo pedía calma a los suyos para retomar el control. En una de esas jugadas más calmadas, el Valls superó la presión asfixiante del Olivar y Riu anotó el 65-62.

Los aragoneses consiguieron ponerse de nuevo por delante (67-69) con poco más de un minuto por jugar. A los rojiblancos les costaba coger desprevenidos a la zaga visitante, que era capaz de replegarse rápidamente en las transiciones. En un desajuste defensivo, Trouvé halló el espacio para anotar el dos más uno que convertía (aún más) el Joana Ballart en una olla a presión (70-69). El partido estaba en un puño con 28 segundos por delante. Mara la tuvo, pero erró y Riu se llevó un rebote que terminó con falta y tiros libres (72-69). Yendo a la heroica, Langarita probó de tres y la metió. El silencio se convirtió en gritos de alegría porque el colegiado señaló que Lanagarita estaba pisando la línea de banda. Sin esos tres puntos, el Valls no permitió más sorpresas y venció.

Comentarios
Multimedia Diari