Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Joventut aparece en el momento justo (Manresa 89-94 Joventut)

Los de Carles Durán remontan una distancia de 15 puntos en un tercer cuarto que les impulsó para terminar ganando con solvencia

| Actualizado a 20 septiembre 2022 22:53
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Joventut de Badalona se llevó la primera semifinal de la Lliga Catalana ante el Manresa en un partido en el que fue a remolque, llegando a perder por 15 puntos en la tercera manga. Sin embargo, los de Carles Durán tiraron de talento y personalidad para remontar en el tramo final del tercer parcial y una exhibición colectiva en lo ofensivo liderada por Kyle Guy (18 puntos), Pau Ribas (16 puntos) y Ante Tomic (14 puntos) terminó de sellar la victoria en el último cuarto (89-96).

Manresa y Joventut regalaron una primera semifinal muy competida en la que el primer cuarto ya fue un claro indicador de lo que se iba a ver el resto del partido. El Manresa comenzó mandando (10-4) gracias en parte al buen inicio de Dani Pérez (5 puntos y una asistencia). Sin embargo, el Joventut supo gestionar su desventaja y eso que tuvo que lidiar con una salida en tromba de Bortolani (6 puntos) (17-13). Ribas cerró el primer parcial con una canasta que sellaba el empate (17-17).

Lo que aconteció en la segunda mitad fue un Manresa que se desató mediante la irrupción de uno de sus fichajes llamados a marcar la diferencia esta temporada, Jerrick Harding. El dinámico base comenzó a clavar canastas de todos los tipos y se marchó con un 6/6 de tiros de dos (12 puntos). Una exhibición individual ofensiva que no pudo contener un Joventut que sufrió mucho en defensa y vio como estaba vez no podía reducir la distancia y se marchaba al descanso con una brecha de 9 puntos (46-37).

El tercer cuarto comenzó con un Manresa decidido a romper el partido y lo consiguió mediante los puntos de Harding. Otra vez apareciendo para desquiciar al Joventut. Su acierto fue tal que situó la renta en los 15 puntos de ventaja (60-45). Ahí se rompió el partido, pero curiosamente, ahí nació la remontada del Joventut. Kyle Guy apareció para clavar dagas desde el exterior y concentrar el ataque de la Penya. El americano cedió el testigo en los instantes finales del tercer parcial a Vives y Tomic que sellaron la remontada exprés (69-70).

El último parcial comenzó un intercambio de canastas que fue retroalimentando a un Joventut que parecía volar sobre la pista. De repente le entraba todo y daba la sensación de estar un punto por encima en ese instante, el más importante. Feliz, Busquets y Ribas inyectaron puntos e intensidad y solo Tyson Pérez, cuatro puntos seguidos, parecía poder frenar la embestida badalonina (86-92).

Pero al Manresa se le notó en sus piernas y su cabeza que no había remontada posible. Sabían que el partido lo habían perdido en el tercer cuarto. Andrés cerró una victoria ‘feliz’ para el Joventut. Nunca mejor dicho (89-96).

Comentarios
Multimedia Diari