Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Nàstic gana al Alcoyano (0-1) y pone rumbo al play-off de Galicia

Un solitario gol de Pablo Fernández da la victoria a los granas que se meten cuartos y se medirán al Racing Ferrol en semifinales

| Actualizado a 28 mayo 2022 21:15
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Temas:

Sí. Sí. Sí. El Nàstic estará en Galicia después de superar al Alcoyano con un gol de Pablo Fernández en la única llegada al área. No hizo falta más para ganarse el derecho a pelear por regresar a Segunda División en el play-off de ascenso. Un conjunto que puede gustar más o menos, pero ahí está. En una posición privilegiada. Allí donde otros han soñado y se han quedado en las puertas. Como el Sabadell que lo tenía todo a su favor y no pudo certificar su pase. Perdió ante un Algeciras al que tampoco le sirvió para entrar en play-off. El modesto Linares será el que acompañará a Nàstic, Albacete y Villarreal B.

No nos engañemos, nadie creía en ellos. Nadie confiaba en poder vivir un cierre así. Es la verdad. La derrota en la Nova Creu Alta parecía poner punto y final a las esperanzas de play-off. Pero el equipo siguió. Con su estilo. A lo suyo hasta convertir todas esas dudas en certezas. Hasta ganarse un puesto merecido en el campo. Han ganado cuatro de cuatro. Un sprint final digno de un equipo de play-off.

La grada fue grana. No en número, que por ahí andaría, sí en intensidad. Cánticos constantes hacia sus jugadores para llevarles en volandas hacia un play-off que no se querían perder. Ni ellos, ni la plantilla.

El Nàstic daba muestras de los nervios que atenazan las piernas cuando te va mucho en juego. lo intentaba de inicio pero tímido. Impreciso. Todo lo contrario que el Alcoyano que disfrutaba de un buen partido de fútbol sin preocupaciones. Un día de despedidas felices y celebraciones varias -el técnico Vicente Parras cumplía 100 partidos en el banquillo del Collao- en medio de una tarde de tensión futbolística. Sin más ímpetu del exigido por la competición los locales buscaban la portería de Manu García con centros laterales que no encontraban rematador.

El reloj corría y los goles llegaban de quien no debía. Marcaba el Baleares a los 20 minutos en San Fernando. Un resultado que dejaba al Nàstic fuera de las plazas de play-off. La reacción tarraconense llegó a los cinco minutos. Centro desde la derecha de Robert Simón que Pablo Fernández remataba de cabeza cruzado. Imposible para el portero Tomaz. El gol levantó los ya de por sí altos ánimos de los hinchas granas. La primera piedra estaba puesta. Quedaba aún casa por hacer. Más de una hora de juego con sus sorpresas y sus giros de guion.

El gol del asturiano ponía a los granas cuartos en la tabla, por el empate del Sabadell frente al Algeciras. Los arlequinados, los que mejor lo tenían, se quedaban fuera.

Después del gol grana el encuentro entró en una fase de juego comedido. El fútbol se concentraba en la zona medular del campo. No había llegadas. Al Nàstic ya le gustaba. Tenía más o menos controlado al Alcoyano y aunque trataba de marcar ese segundo gol que le diera la tranquilidad, es un equipo que con un margen de 0-1 se siente bastante cómodo.

Llegó el descanso con todo a favor. Victoria en El Collao y empate del Sabadell ante el Algeciras que dejaba el cuarto puesto en manos tarraconenses.

Con el marcador a su favor y el resto de equipos metidos en la pelea esperando un desliz grana, el Nàstic salió en el segundo tiempo con su habitual guion como visitante. Ese equipo incómodo y pesado para el rival, concentrado en tareas defensivas y que toma los mínimos riesgos posibles. Aburrido, sí, pero efectivo en esas funciones. Aunque por una vez, en todo el curso, la afición del Nàstic no se aburría de ver a su equipo ahuyentar el peligro con balonazos. Es más, cada buena acción defensiva era jaleada por la Marea Grana.

Lo importante era mantener al Alcoyano lejos de la portería de Manu García. El arquero quería cumplir un partido más con la portería a cero y ser el arquero que más veces lo ha logrado en las tres categorías profesionales.

Los minutos se iban consumiendo pero no los nervios tarraconenses que iban en aumento. El equipo hacía lo que tocaba. Cortaba el ritmo siempre que veía que el Alcoyano se podía animar y aunque prácticamente no se acercaba a la portería local el tiempo pasaba sin mucho peligro para sus intereses. Un susto en el tiempo de descuento fue lo único a temer en una tarde que pasa ya a la historia del club.

El premio llegó con los pitidos finales del resto de partidos. El Nàstic no solo se metía en play-off si no que lo hacía en cuarta posición. Esquivando al Deportivo y su temido Riazor. El rival será el Racing Ferrol en A Malata probablemente. Si pasan será el Villarreal B o el UD Logroñés. Pero esa ya es otra historia. Una que está por escribir. Y se hará. Estos días toca recargar pilas y dsifrutar de un equipo que nos ha convencido a todos a base de picar piedra.

Alcoy no fue Ibiza. Ni falta que le hace a la atractiva ciudad alicantina.

Comentarios
Multimedia Diari