Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Episodio final

La última jornada de la Primera RFEF llega con diez equipos peleando aún por dos plazas de play-off de ascenso y dos de descenso a la Segunda RFEF

| Actualizado a 26 mayo 2022 14:58
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La última jornada de la primera edición de la Primera RFEF llega este sábado con muchas incógnitas aún por cerrarse. Entre el play-off de ascenso y el descenso a Segunda RFEF hay diez equipos, la mitad, involucrados. Un rasgo de lo igualada que ha sido toda la competición. Será un episodio final de transistor. De carrusel. De estar aquí y allá. Un día de tensión en la que solo habrá dos ganadores -los que acaben en las dos plazas de fase de ascenso- y dos perdedores -que perderán la categoría.

El Nàstic llega a esta situación límite en una posición privilegiada. Depende de sí mismo para cumplir con el primer objetivo de la temporada de entrar en el play-off de ascenso a Segunda División. Los tropiezos de Baleares y Algeciras dieron un valor doble a los tres puntos logrados frente al Sevilla Atlético. El equipo de Raül Agné solo necesita ganar en Alcoy para asegurarse el billete a Galicia, sede de los play-off.

Se repite el mismo escenario que la pasada temporada cuando el Nàstic visitaba al Ibiza con todo a su favor para meterse en la fase de ascenso. En esa ocasión era aún más fácil porque un punto era suficiente. Este curso necesitará los tres para no depender de nadie más, aunque uno le podría valer, siempre y cuando ni Algeciras, ni Linares, ni Baleares consiguieran ganar sus respectivos partidos.

Precisamente por eso, por verse en la misma situación que hace un año, nadie se fía. En el recuerdo todavía perdura el 4-0. Los baleares tenían el play-off de campeones asegurado. No se jugaban nada, pero arrasaron a un Nàstic sorprendido.

La lección está bien aprendida. O eso dicen desde el vestuario. No quieren sustos e irán sin miramientos a por el triunfo. Tendrán una buena representatividad de la grada del Nou Estadi a su lado. De momento, ya hay más de dos centenares de aficionados granas que acudirán en los autocares subvencionados por el club. Más un buen puñado que irá por sus propios medios. Una Marea Grana que pudo ir a Ibiza pero que no se perderá el encuentro en el estadio de El Collao.

El Alcoyano llega al partido sin nada en juego y con un ambiente tenso después de que la plantilla hiciera pública la situación de impagos que vive la entidad y que afecta a jugadores, cuerpo técnico y empleados. La plantilla está pendiente de cobrar la mensualidad de abril, así como todavía no ha percibido la prima por la última participación en la Copa del Rey. Además se adeuda la prima de la pasada temporada por el ascenso a la Primera RFEF, de la que algunos jugadores que ya no están en la plantilla tienen pensado presentar denuncia ante AFE en los próximos días.

El Nàstic necesita abstraerse de todo y salir a ganar. Solo así tendrá el premio.

Comentarios
Multimedia Diari