Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Fran Vélez: «No voy a Arabia Saudí a retirarme»

El central tarraconense de 31 años firma por el Al-Fateh de la primera división del país después de cerrar su etapa de dos años en el Panathinaikos

| Actualizado a 09 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Nadie podrá decir que Fran Vélez (Tarragona, 31 años) sea un jugador acomodado. Uno de esos futbolistas que en cuanto logran estabilidad en un club alargan su estancia hasta la extenuación. Todo lo contrario. «En cuanto estoy asentado en un equipo, en una zona de confort, me marcho a buscar nuevos desafíos. Me gusta arriesgarme», admite el futbolista, que desde que salió de España, en 2017, para irse al Wisla Cracovia, no ha estado más de dos años en un mismo sitio. En la liga polaca anduvo una temporada. Luego abrió una etapa de cuatro años en Grecia. Los dos primeros en el Aris de Salónica y los dos últimos en el Panathinaikos. Este año comienza una ruta nueva, la de Arabia Saudí, enrolado en el Al-Fateh de la Liga profesional del país.

Fran Vélez ha firmado por dos temporadas con el conjunto árabe. Un proyecto que le presentó el mismo técnico que le llevó al Panathinaikos, Georgios Donis, aunque en esa ocasión no llegaron a cruzarse, puesto que cuando el traspaso se llevó a cabo, el entrenador ya había salido de Atenas peleado con la directiva de los Verdes. Igual que entonces, la propuesta llega de un club que pretende mirar hacia arriba y plantearse objetivos atrevidos. «Son los proyectos que me atraen. Esos que llegan de equipos en crecimiento o en horas bajas que buscan regresar a la élite del país», cuenta el tarraconense. Lo hizo en el Aris. Cuando aterrizó en Salónica acababan de ascender a la primera división helena, pero con la ambición de quedar entre los seis primeros de la competición y acceder a las competiciones europeas. En el primer curso (2018/19) se quedó a las puertas. La temporada siguiente lo logró, el Aris de Fran Vélez se metió en la previa de la UEFA Europa League.

En cuanto estoy asentado en un equipo, en una zona de confort, me marcho a buscar nuevos desafíos. Me gusta arriesgarme

Con los deberes hechos se movió a Atenas, la capital, para ingresar en uno de los grandes de Grecia, que se encontraba en horas bajas. «La ilusión era volver a Europa también y al menos ganar un título. También salió perfecto», señala Vélez. Con el central ex del Nàstic los Verdes rompieron la sequía de 9 años sin levantar un trofeo conquistando la Copa ante el PAOK (1-0).

Vélez tenía contrato con el Panathinaikos, pero la importante oferta del Al-Fateh, tanto a nivel económico como de atractivo futbolístico y cultural, hicieron que el futbolista optara por aceptar ingresar en la liga de Arabia Saudí. Una competición que está haciendo verdaderos esfuerzos para atraer talento extranjero. En el campo y en los banquillos, como lo demuestra el fichaje, también el fichaje de Vicente Moreno por el Al-Sahab.

Fran Vélez tiene claro que no se trata de un paso hacia su jubilación anticipada. Tiene 31 años, lleva muchos años cuidando el tipo como un profesional para alargar su carrera y su final todavía queda lejos. «No he venido a retirarme, sino a hacer buenas temporadas», advierte el futbolista, que dice sentirse «en mi mejor momento futbolístico».

Cerro su etapa griega con el título de Copa conquistado con el Panathinaikos

El Al-Fateh juega sus partidos en el Estadio Príncipe Abdullah bin Jalawi de Al-Hasa, a 60 km del Golfo Pérsico. «No es una de las ciudades grades del país, pero tiene una buena Ciudad Deportiva», cuenta Vélez desde Eslovenia, donde el equipo está realizando el stage de pretemporada. Visitó Arabia Saudí cuando fue a firmar y estuvo cuatro días: «Normalmente, cuando vas a un nuevo equipo, vas con algo de incertidumbre. Coges la referencia de lo que se habla. Pero después de estar alló puedo decir que no tiene nada que ver con lo que se cuenta del país». La hospitalidad es uno de los aspectos que destaca, desde «el presidente hasta el último empleado», y también agradece la presencia del peruano Christian Cueva y el brasileño Petros, ambos con pasado en la Liga española. Ellos en el idioma y la presencia del cuerpo técnico griego ayuda a adaptarse a una cultura totalmente diferente que conocerá a fondo cuando regresen para preparar el inicio del campeonato marcado para el 27 de agosto.

Volver a casa

«Siempre se me pasa por la cabeza regresar. Más ahora que he sido padre por segunda vez y me gustaría poder estar con la familia más tiempo. Quizás después de esta aventura sea el momento. No lo sé. Lo mismo dije cuando firmé por el Panathinaikos y aquí estoy», dice el futbolista. Sus años en el extranjero le han abierto las puertas de un mercado inmenso. Siempre hay un equipo al acecho para hacerse con sus servicios y abortar su regreso.

En esos planes sobresale el nombre del Nàstic. Hubo opciones, hace un par de temporadas. Cruces de llamadas y mucha predisposición. Pero no acabó de cuadrar. «Siempre lo he dicho, el primer sitio al que llamaría para volver es el Nàstic». Sería un final de carrera magnífico.

Comentarios
Multimedia Diari