Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Jordi Torrededia, la perla dragón

El receptor barcelonés de 20 años recién cumplidos anotó un touchdown ante Centurions

| Actualizado a 23 junio 2022 14:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

A Jordi Torrededia, jugador de los Barcelona Dragons, se le da exquisitamente bien los Colonia Centurions. El año pasado, en la primera temporada de la European League of Football (ELF), anotó los dos únicos touchdown que hizo en su debut como jugador profesional del ‘football’ ante los alemanes. Este curso, repitió frente a los centuriones con una captura de 17 yardas que ponía a los de Reus por delante en el marcador (7-14). «Fue muy emotivo. El año pasado nadie se esperaba que pudiera anotar dos touchdown en un partido. Me convertí en el jugador más joven en marcar. Repetir este año contra el mismo equipo en casa ni me lo creía».

Al llegar a la banda, el joven de 20 años recién cumplidos se giró hacia la tribuna y levantó al público rendido ante una estrella en ciernes del ‘football’ y además, de casa. Porque Jordi Torrededia es medio de Reus. Aunque nació en Barcelona, residió en la capital del Baix Camp durante dos años. Se mudó para hacer Bachillerato en el Institut Salvador Vilaseca y porque quería estar cerca de su hermano pequeño, recién nacido, que vivía con su padre en Reus. Esa decisión marcó su trayectoria deportiva. Como la mayoría de niños catalanes, Jordi practicaba el fútbol, el ‘soccer’ como dirían los americanos. Era portero en la Penya Barcelonista Collblanc. Pero cuando llegó al Baix Camp no encontró equipo. «No me dio tiempo a apuntarme y los clubes de la ciudad estaban ya completos», cuenta. Mientras buscaba qué actividad deportiva podía hacer dio por Instagram con los Reus Imperials, el histórico equipo de fútbol americano de la ciudad. «Envié un email y me respondieron inmediatamente que fuera y que lo probara», explica. Se enamoró del juego desde el primer momento en el que hizo una captura. Los Imperials le enseñaron los principios técnicos y los valores de este deporte. Jugó de todo, como suele ocurrir en el football de base. De safety y corner back en lo que se conoce como secundaria de la defensa y de running back, corredor. Pero acabó de receptor por su capacidad de atrapar balones: «Viniendo de portero y siendo rápido enseguida me situaron de receptor».

Dos años después, Bart Iaccarino, General Manager de Barcelona Dragons y entonces entrenador de los Pionersde L’Hospitalet le llamó para invitarlo al equipo. Coincidió que Torrededía quería volver a Barcelona para estudiar un Grado específico que no hacían en Reus. Un ‘win-win’.

«Viniendo de portero y siendo rápido enseguida me situaron de receptor»

En Pioners conoció a Zach Edwards, que era el quaterback del equipo. Jordi no se imaginaba que iba a coincidir con el de Minnesota en el emparrillado ya que «yo era júnior y pensaba que si me llamaban para el senior sería para calentar banquillo». Nade de eso. El cuerpo técnico confió en el joven receptor como titular. Ahí empezó a conectar con un Zach que «iba a medio gas, porque no se parece al actual, el salto que ha dado es brutal». Ese conocimiento mutuo, de cómo hace las rutas o como sortea a rivales y obstáculos, es «básico», dice el jugador de los Barcelona Dragons para que pueda dar frutos. No vale con unos entrenamientos. Se requiere partidos. Por eso advierte que «si la afición se emociona con la conexión de Zach y Kyle (Sweet) que se esperen a final de temporada».

Jordi Torrededia está marcando un crecimiento como jugador muy grande. Admite que el año pasado «no estaba acostumbrado a todo lo que supone estar en el football profesional. Es duro. Si fallas no te dan una palmadita en la espalda, sino que tienes que asumir que te pueden echar». Por eso no ha perdido el tiempo en la off-season y se ha preparado física y mentalmente para lo que le viene. Un futuro verde dragón y largo.

Comentarios
Multimedia Diari