Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Gran futuro

Àlex Puey (Gandesa), saltos que llevan a la victoria

El piloto ha ganado la Bassella Race y las tres citas del Catalán de enduret disputas hasta la fecha

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen el piloto de gandesa Àlex Puey con su moto. FOTO: Enduro Magazine

En la imagen el piloto de gandesa Àlex Puey con su moto. FOTO: Enduro Magazine

Àlex Puey Monforte (Gandesa, 13 años), componente del Club Esportiu Sip Sport, está demostrando su calidad. Esta temporada, el piloto de la Terra Alta ha ganado la carrera de la Bassella Race en la categoría 85 cadete y las tres carreras celebradas hasta ahora del Campionat de Catalunya de enduret categoría 85 cadete, campeonato que lidera de manera destacada. 

El gandesano está siguiendo la línea de la campaña pasada, cuando fue tercero de la categoría 85 juvenil en el Catalán de Enduret, a pesar de haberse perdido una prueba por enfermedad, en un certamen de sólo seis citas que lideraba hasta la fecha. También logró la cuarta posición en la categoría 85 absoluta del Estatal de enduro para niños, y en la Bassella Race firmó la segunda plaza, además de conseguir varias victorias en carreras que se celebran en distintos puntos geográficos del territorio durante el verano. 

Este 2018, Àlex correrá el Campionat de Catalunya de enduret y el Estatal de enduro para niños. También están valorando hacer alguna carrera del campeonato francés de enduro, dado el nivel alto de este país. 

A la hora de hablar de los retos para la presente campaña, Àlex apunta que «nuestros principales objetivos serán intentar ganar el Catalán de endurets y lograr una posición en el podio final del Estatal de enduro para niños que empezará el 16 de junio en la Torre del Bierzo (León)». Además, el gandesano quiere empezar a entrenar con la 125cc para llegar mejor preparado a la categoría que correrá el año que viene. 

Entrenar es complicado
Àlex entrena los fines de semanas y en verano alguna tarde entre semana, aunque el tema de las sesiones preparatorias, como explica su padre, Francesc, «está complicado en nuestro país, a causa de una ley de acceso al medio natural muy restrictiva y desproporcionada para lo que es la realidad del mundo de la moto de montaña.

Los pilotos y también los aficionados queremos practicar nuestro deporte de manera legal, pero con esta situación tenemos que salir a la montaña casi de manera clandestina, porque todos los caminos de menos de cuatro metros (casi la mayoría) está prohibidos a la circulación motorizada, no sólo para motos, sino también para quads y vehículos todo terreno.

Hay que decir que hoy por hoy los pilotos nos tenemos que limitar a rodar en circuitos de motocrós o fincas privadas, y el enduro es una especialidad muy compleja que necesita poder entrenar por senderos y trialeras».

El joven se prepara con su padre y alguna vez con compañeros de competición: «también asisto a algunos cursillos para mejorar la técnica del pilotaje con la moto». Àlex también confiesa que la afición al enduro le nació porque «mi padre también competía en esta modalidad y ahora corre alguna carrera de veteranos». 

Sin descuidar sus estudios

Deporte a parte, Àlex Puey está cursando en estos momentos segundo de ESO, mientras tiene claro que aspira «a ser ingeniero en la Fórmula 1. También quiero decir que si pudiera correr el Mundial de enduro y ganarme la vida así, sería un sueño hecho realidad». A su lado, el piloto de Gandesa tiene a la familia de manera incondicional: «me dicen que estudie y disfrute mucho haciendo deporte».

A sus familiares el joven de las Terres de l’Ebre les debe mucho: «les doy las gracias a ellos y a todas las empresas que colaboran con nosotros: Bassella Experiences, Limplas, Art Moble Centre, Agencia Reale de Gandesa, Projectdom y Enduro Magazine».  

Temas

Comentarios

Lea También