Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Èlia Gulli, una perla en la cancha

La joven jugadora tarraconense, formada en el PAX, ha sido convocada con la selección española sub 17 de fútbol sala en Madrid

Gerard Cañellas

Whatsapp

Con tan sólo 17 años, Èlia Gulli ha conseguido uno de los mayores éxitos deportivos personales que toda jugadora de fútbol sala sueña, ha sido convocada con la selección española sub 17. Tras pasar una semana en Madrid con el equipo nacional, la jugadora de Tarragona se siente muy feliz e ilusionada de que la selección haya confiado en sus prestaciones.

Èlia empezó a jugar a fútbol sala con seis años en el equipo mixto del que fue su colegio, el Cèsar August. Fue a partir de primero de la ESO cuando se formó un equipo femenino en el Fútbol PAX. Tras seis temporadas, la jugadora tarraconense sigue en el mismo club, en el que ha crecido hasta conseguir llegar a la selección catalana, cuando era infantil y con la sub17, y a la española este mismo año. 

«Me quedo en el PAX, mi equipo de siempre». Èlia tiene claro que el club tarraconense le ha enseñado la mayor parte de sus conocimientos futbolísticos que le han permitido llegar hasta el nivel en el que se encuentra ahora. Por ello, la joven jugadora tiene claro que quiere seguir en el equipo que se lo ha dado todo. Debido a la poca afición al fútbol sala en Tarragona no ha habido un gran número de equipos para formar ligas provinciales dignas. Es por ello que Èlia, con tan sólo catorce años, jugaba contra equipos séniors: «Y encima ganábamos», asegura sonriendo. 

Con tan sólo catorce años ya jugaba contra equipos séniors: «Y encima ganábamos» 

Todo empezó cuando era pequeña. A Èlia le gustaba el fútbol y de vez en cuando jugaba a fútbol sala. Llegó el momento en que decidió apuntarse al equipo del colegio. Tras muchos entrenamientos y partidos, su entrenador le dijo que no lo dejara, que se le daba bien y que podía llegar lejos. «Me sentí motivada y decidí dedicarle más tiempo y esfuerzo», manifiesta Èlia en relación a las palabras de su técnico. 

«Me quedé parada». Así reaccionó Èlia cuando le dieron la noticia de que era una de las escogidas para pasar una semana en Madrid con la selección sub 17. Asegura que al principio los nervios se apoderaron de ella, pero que con el paso de los días fue cogiendo confianza con sus compañeras, con la entrenadora ya había coincidido en la catalana. 

Respecto a los entrenamientos, «los primeros fueron más duros, con mucha intensidad» cuenta Èlia. Pero al igual que con las compañeras, consiguió adaptarse rápido al estilo de juego que quería su entrenadora, hecho que le permitió disfrutar y aprender de la semana convocada con la selección. 

«Quiero mejorar, aprender y crecer como jugadora de fútbol sala». La jugadora de Tarragona tiene claro su futuro. Trabajar para ser cada día mejor, y si surge la oportunidad de dedicarse a ello profesionalmente, algo que en España es muy difícil, no dudará en aferrarse a ella. No obstante, Èlia es consciente de que lo primero son los estudios, que los intentará compaginar con el fútbol sala siempre que pueda. 

Con 17 años Èlia ha conseguido un éxito notable en el mundo del fútbol sala femenino. Asegura que al principio le costó creerse que la oportunidad que le habían dado era real, pero esta muy agradecida por la acogida en la selección y por todo lo que ha aprendido en su club, el PAX.

Temas

Comentarios

Lea También