Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los errores le cuestan a los Dragons la primera derrota de la temporada

Los reusenses vieron como los Vienna Vikings les remontaron un 20 a 8 en el último cuarto

| Actualizado a 10 julio 2022 10:11
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los errores perjudicaron a los Dragons. El equipo reusense perdió por 20 a 27 su primer partido de la temporada contra los Viena Vikings, el equipo favorito a llevarse el título de la European League of Football. Los dos llegaban al partido como los únicos invictos, pero uno de los dos tenía que caer. Los Dragons lideraron durante todo el partido. En el último cuarto, cometieron errores y dejaron escapar una ventaja de 20 a 8.

Los primeros en golpear fueron los Barcelona Dragons con un field goal de Giorgio Tavecchio. Los Vikings se adelantaron más tarde con un touchdown que conseguía Exavier Edwards con una carrera y superaba físicamente a la defensa de los Dragons, que intentaba tirarlo al suelo, pero no podía. Después, el equipo visitante renunció al punto extra e hizo una conversión a dos puntos. Entonces, los Vikings tenían la oportunidad de hacer un touchdown de cinco yardas para sumar dos puntos. Y lo consiguieron con un pase de su quarterback, Jackson Erdmann.

Justo después llegó la primera conexión Zach Edwards - Kyle Sweet. Y llevó a un touchdown de setenta yardas. El quarterback hizo un pase milimétrico para el Wildreceiver, que corrió unas veinte yardas sin que ningún defensa lo pudiera parar. ‘Sweet salsa’ puso el turbo e iba diciendo que no a sus perseguidores con el dedo. En el segundo cuarto, la conexión Edwards-Sweet volvió a dar seis puntos a los locales. Fue a falta de 25 segundos para el final y con el extra point de Tavecchio se llegó al descanso. El marcador: 17 a 8 y dominio de los Dragons.

Final apoteósico

Al final, los Vikings resurgieron de forma increíble. Empezaron anotando un touchdown y volvieron a hacer la conversión a dos puntos. La fallaron y el marcador se quedaba en 20 a 14. Esto fue el principio del último cuarto y todo dio una vuelta de 360 grados en los últimos tres minutos de partido. Pasó de todo.

Primero, con un golpeo de Dragons que daba la posesión a los Vikings. El jugador que tenía que recibir el balón lo cogió, pero se le escapó entre sus dedos. Allí, el primero que la cogió fue del equipo local y la posesión era para Dragons. Estaban a solo trece yardas de hacer touchdown y avanzaron hacia una distancia de tres yardas.

En ese instante, la jugada clave del partido. Con primer down, el balón se escapó de las manos de Edwards y Vikings volvía a tener posesión. Fueron avanzando hasta hacer el tercer touchdown del partido y poner el 20 a 20. La defensa local estaba muy bien, pero una genialidad del quarterback rival hizo que los Vikings ganaran con un touchdown de más de 80 yardas. Un final de partido apoteósico entre los dos mejores equipos de la liga europea.

Comentarios
Multimedia Diari