Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Al Nàstic se le complican dos renovaciones

Con Marc Trilles hay diferencias en el apartado económico, mientras que Alex Quintanilla se plantea seriamente la retirada para centrarse en los negocios

| Actualizado a 23 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El mercado de verano todavía no se ha abierto, pero los jugadores ya comienzan a plantear su futuro. El Nàstic tiene a varios futbolistas con contrato hasta el 30 de junio de 2022. Luego serán libres. El conjunto grana le ha ofrecido en estos momentos la continuidad a Manu García, Joan Oriol, Alex Quintanilla y Marc Trilles.

El primero tiene ofertas de Segunda División; el segundo renovará salvo sorpresa, mientras que en el caso de los centrales, todavía no hay nada decidido y la incerteza sobrevuela sobre su futuro.

Ambos han demostrado su valía. Son dos pesos pesados en el vestuario y quitarían un dolor de cabeza para el club, ya que si no deciden seguir deberían lanzarse en la búsqueda de dos zagueros de perfil alto para ocupar la defensa grana. A día de hoy, su continuidad en tierras tarraconenses no está ni mucho menos asegurada. Son días de negociación y reflexión en los que el aficionado grana espera terminar leyendo que ambos seguirán, pero no será sencillo.

El caso de Alex Quintanilla es particular. El defensa vasco ha sido una pieza capital durante sus dos años de grana. Un jugador fiable que apenas ha cometido errores y que se ha ganado la confianza tanto de Toni Seligrat como de Raül Agné. Se trata de un futbolista idolatrado por la afición y más tras denunciar públicamente el formato de play-off tras caer eliminado en Balaídos. Ahí se ganó todavía más el cariño de una afición grana que le pide por activa y por pasiva que siga.

El Nàstic también quiere que continúe como no podía ser de otra manera. Es un futbolista modelo, muy respetado por los dirigentes, el cuerpo técnico y el vestuario. Una pieza básica en el ecosistema, pero que no será fácil que siga. Hay opciones, pero todo está muy verde. Se trata de un asunto meramente personal.

Quintanilla se siente querido y valorado, pero tiene una vida laboral al margen del fútbol que cada vez le quita más tiempo. Dirige una empresa y eso le quita muchas horas del día. Lo ha tenido que hacer desde la distancia y por eso regresar a su tierra es una posibilidad que maneja con fuerza. Allí podría jugar en un club vasco de Primera RFEF, no le van a faltar ofertas, o incluso retirarse, una posibilidad que dejó abierta en una entrevista la semana pasada en los micrófonos de Tarragona Ràdio.

El caso de Marc Trilles es distinto. El jugador de Castellón prioriza seguir en el Nàstic por encima de todo. Se siente como en casa y tras una temporada y media irregular ha encontrado en esta segunda vuelta toda la confianza y minutos que añoraba. Ha sido clave en el buen hacer defensivo de los granas. El Nàstic también anda encantado con su rendimiento y quiere que siga.

La oferta de renovación está sobre la mesa y ahora son tiempos de negociación. La situación económica del club no es boyante y eso va a obligar a hacer reajustes. Por ello la oferta presentada a Trilles viene con una rebaja de salario incluida.

El jugador la valora, pero también maneja el interés de otros equipos. Quiere sentirse valorado y ser pieza importante del Nàstic, pero no a toda costa. Así que durante los próximos días se esperan novedades en una negociación que apunta a ser intensa.

El Nàstic tiene el reto de cerrar la renovación de dos de sus tres centrales la pasada temporada. El otro, Aythami Artiles, ha colgado las botas. Así pues, estamos delante de un estío en el que la renovación de zagueros podría ser completa.

Eso sí, el conjunto grana prioriza la continuidad de Alex Quintanilla y Marc Trilles, pero ya trabaja en posibles alternativas, sabe que no puede cegarse. Ahí el nombre de Aleix Coch, como cada verano, asoma la cabeza. Son tiempos de renovación, luego ya vendrán los fichajes.

El futuro de Marc Trilles y Alex Quintanilla no está nada claro. Si a eso se le suma la retirada de Aythami Artiles, ya confirmada, se puede decir que la zaga grana anda en estos momentos en un estado de incertidumbre total. El conjunto grana quiere renovar a Trilles y Quintanilla, pero de no hacerlo se vería abocado a acudir al mercado de verano y cerrar la llegada de al menos tres defensas centrales. Pol Domingo, que este año ha jugado mucho más de lateral derecho, ha sido la cuarta opción esta temporada y también podría serlo el próximo curso, pero no se descarte que el Nàstic pudiese acudir a la búsqueda de un cuarto central sub 23 si salen todos este verano.

Comentarios
Multimedia Diari