Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La columna vertebral ganadora del Nàstic

Manu García, Pedro Del Campo y Guillermo Fernández se han convertido en el eje sobre el que se construye el Nàstic 2.0 de Raül Agné

| Actualizado a 23 noviembre 2022 11:58
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Se suele decir que en un equipo hay tres posiciones que deben ser diferenciales. Tener un buen portero, un buen mediocentro y un buen delantero suele acercar mucho a la victoria. La realidad es que uno evita goles, el otro lleva el ritmo del partido y el tercero marca las dianas que decantan la balanza. Lógicamente sin el colectivo nada de esto tiene valor, pero hay una realidad y es que tener tres piezas diferenciales en estas posiciones suele generar sonrisas.

El Nàstic puede presumir de contar con tres futbolistas determinantes en estos puestos. Tres jugadores que serían titulares en un porcentaje muy alto de la mayoría de equipos de Primera RFEF. Dos han jugado en categorías superiores, el otro no lo ha hecho porque a veces el fútbol no arriesga.

Manu García es un portero que ya lleva dos años ganándose la etiqueta de ser considerado como uno de los mejores de la categoría. El sevillano está en un estado de forma descomunal desde la temporada pasada y partido tras partido deja paradas salvadoras. Desde su llegada ya no hay dudas en una portería grana que durante unos años no terminó de ser dominada de manera total.

El de Pedrera no solo para sino que se ha convertido en uno de los referentes del vestuario. Una voz autorizada y uno de esos jugadores que cuando habla se les escucha. Abronca cuando debe, pero también felicita cuando toca y eso los jugadores jóvenes lo agradecen. Raül Agné nunca ha tenido reparos en reconocer que para él es el mejor portero de Primera RFEF. Este verano tuvo tentativas de Segunda División, pero tras un esfuerzo económico grana decidió seguir en Tarragona. El tiempo parece que le ha dado la razón porque el sevillano es uno de los líderes de un Nàstic inmerso en una gran espiral de resultados y que vuelve a ser uno de los claros candidatos al ascenso.

Pedro Del Campo comenzó la temporada lesionado y se perdió los tres primeros partidos de liga. No había dudas de que el mediocentro gerundense es una de las piezas más valiosas para Agné. Es su extensión sobre el terreno de juego porque interpreta el juego como el técnico de Mequinenza desea. Un jugador con una gran capacidad combinativa, pero que ha crecido muchísimo en el trabajo sin balón. Recorre y recorre kilómetros bajo la sombra y su capacidad para ello le ha reconvertido en un centrocampista capaz de jugar en el doble pivote sin que éste presente fisuras en fase defensiva. Desde que se recuperó entró en el once inicial de lleno y ya suma nueve titularidades consecutivas. Ha jugado tanto en la sala de máquinas como de interior izquierda y su nivel sigue siendo notable. Ya el año pasado fue considerado uno de los mejores fichajes de los últimos veranos y este curso está dando todavía más argumentos para ello.

Por último, Guillermo Fernández completa una columna vertebral con derecho a todo. El ariete vasco llegó este pasado mercado de verano para marcar diferencias y vaya sí lo está haciendo. Son cuatro goles los que suma ya y cada vez se le ve más chisposo físicamente y con el ideario de Agné cada vez más interiorizado.

El técnico de Mequinenza le prometió ser una pieza vital para sacarle del fútbol profesional y ha cumplido su palabra porque el vasco también ha cumplido con las expectativas que prometía sobre el césped.

Es el segundo futbolista de la plantilla con más minutos, siendo solo superado por Manu García. Esto habla mucho de la confianza que se tiene en él, pero también de su estado físico. No completó la pretemporada con sus compañeros, pero desde la jornada 1 que entró en dinámica. El tiempo pasa y sus piernas cada vez vuelan más.

El Nàstic tiene clara su columna vertebral. Dos piezas del año pasado y un añadido de lujo de este verano. Con ella aspira a todo y tras un inicio con dudas, el conjunto grana vuelve a soñar. Se lo han ganado. Manu García para, Del Campo juega y Guillermo marca. La receta es sencilla. Con ellos todo es más fácil. Son la columna vertebral grana.

Comentarios
Multimedia Diari