Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Una Lliga Catalana con varios representantes tarraconenses

Figueras y Sorolla (Girona), Padrós (árbitro), Oriol Pozo (técnico ayudante
en el Manresa) y Adrià Rivas (readaptador en el Joventut), protagonistas

| Actualizado a 22 septiembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Lliga Catalana de Baloncesto tuvo el Palau d’Esports de Catalunya de l’Anella como escenario y en él hubo varios protagonistas que le dieron su acento tarraconense. Representantes de un baloncesto tarraconense que no puede presumir de equipos en la élite (el CB Salou es el mejor situado en LEB Plata), pero que sí que puede hacerlo con varios actores que reflejan el buen trabajo que se hace en la provincia.

Los dos casos más llamativos fueron los de Pol Figueras y Jaume Sorolla. Ambos son jugadores del Girona. El base de la Selva del Camp ha llegado este verano tras brillar en la LEB Plata y de momento está siendo un hombre importante durante la pretemporada para Aito García Reneses. En semifinales dejó un bonito triple por el camino que despertó los aplausos de un Palau que dejó claro que aquel base del Girona jugaba en casa. Sorolla, por su parte, no entró en la lista por una fascitis plantar que le dejó sin poder jugar en casa, aunque sí que estuvo en el Palau viendo a sus compañeros.

La semifinal entre Girona y Barça estuvo arbitrada por tres colegiados y entre ellos estaba Arnau Padrós, el colegiado afincado en Tarragona y que es considerado uno de los mejores árbitros a nivel nacional. Le tocó poner orden y tener que lidiar con el siempre activo Saras Jasekivicius, pero seguro que pitar en la ciudad que le ha acogido con tanto cariño fue especial.

Jaume Sorolla no pudo jugar las semifinales por una fascitis plantar que le dejó fuera de la lista

En la otra semifinal hubo un duelo local de manera indirecta. Fue entre Oriol Pozo, ayudante en el banquillo del Manresa y Adrià Rivas, readaptador del primer equipo del Joventut de Badalona. Con ambos pudo charlar el Diari tras el final del encuentro y los dos dejaban claro que aquel partido había sido muy especial.

Rivas, que tenía una sonrisa de oreja a oreja tras ver a su equipo ganar, aseguraba: «Es una experiencia chula venir aquí a Tarragona y estrenar más o menos Pabellón con este ambiente de baloncesto y encima conseguir una victoria que nos permitirá jugar la final de la Lliga Catalana aquí».

El tarraconense explicaba una curiosa anécdota, ya que sí que había visitado el Palau con anterioridad: «Solo había venido aquí a vacunarme. He visto familiares y amigos en la grada y hace gracia».

Por su parte, Oriol Pozo también se mostraba muy satisfecho con el ambiente vivido pese a la derrota cosechada por su equipo: «Estoy muy contento de haber venido aquí como visitante. Ha sido una gran experiencia».

El extécnico del CB Valls es un hombre muy conocido en el mundo del baloncesto tarraconense y por eso había vivido varios reencuentros especiales: «Me ha saludado mucha gente desde que he llegado al principio. Ha sido bonito reencontrarse con tanta gente conocida del baloncesto».

Por último, valoró muy positivamente su experiencia en Manresa en la que es coordinador de la base, entrena al Junior A y también ejerce de ayudante de Pedro Mártinez: «Está siendo una gran experiencia para poder mejorar y aprender y estoy disfrutando mucho e intentando aprender el máximo del día a día».

Comentarios
Multimedia Diari