Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ebre Día del trabajo

200 personas recorren las calles de Tortosa bajo el grito «No es no»

Los manifestantes reclamaban los salarios y las pensiones dignas, así como el derecho a la igualdad y la libertad

María Noche

Whatsapp
Manifestantes, desde los más pequeños a los más mayores, recorriendo la Avenida de la Generalitat en Tortosa. Foto: Joan Revillas

Manifestantes, desde los más pequeños a los más mayores, recorriendo la Avenida de la Generalitat en Tortosa. Foto: Joan Revillas

Unas 200 personas salieron ayer, martes, por la mañana, a las calles de Tortosa para reivindicar los salarios y las pensiones dignas, y para defender los derechos sociales fundamentales como la libertad y la igualdad.

Este año, la manifestación del 1 de mayo, organizada por UGT, USOC y CCOO, estuvo encabezada principalmente por el grito de: «No es no. Callar no quiere decir si». Un canto en contra de la situación jurídica actual, con los acontecimientos ocurridos recientemente como es el caso de La Manada. Muchos de los participantes llevaban enganchado en el pecho un cartel con el siguiente mensaje: ‘No es abuso, es violación #NoEsNO’.

Siguiendo esta línea, era un grupo de mujeres quienes estaba al frente de la protesta, sosteniendo una gran pancarta con el lema: ‘Ara mos toca a natros’.

El representante de la UGT de les Terres de l’Ebre, Valentí Marín, aseguraba que el tema va más allá de este caso, y se basa también en otros como sería la situación de los titiriteros, los raperos o los presos políticos.

«Tenemos que salir a la calle y reivindicar la igualdad», remarcaba Marín. 

De la misma manera, el representante de la CCOO, Josep Casadó, aseguraba que «los últimos acontecimientos en el tema jurídico muestran cómo la justicia se va empobreciendo cada vez más, empobreciendo así también los derechos y las libertades, y tomando cada vez un aspecto más autoritario».

Casadó hablaba así de la importancia de defender la libertad, especialmente la libertad de expresión, y la igualdad, y aseguraba que van a seguir saliendo a la calle para reclamar estos derechos básicos y  protestar contra «esta situación autoritaria, a través de la que intentan hacernos callar y que la gente no reclame, para seguir imponiendo sus normas».

La manifestación de este año aglutinaba muchas protestas, entre las cuales destacaba la reclamación por unos salarios mínimos y unas pensiones dignas.

«Salimos a revindicar la derogación de las últimas reformas salariales y de las pensiones, reformas que lo que hacen es empobrecernos; y por otro lado a protestar por la bajada de salarios en un momento en que las empresas están ganando 37.000 millones de euros más que en 2007, antes de la crisis», apuntaba Casadó. 

La situación de Terres de l’Ebre

David Queralt, representante de la USOC de les Terres de l’Ebre, hablaba de la precariedad de los salarios, especialmente en este territorio. «No se puede entender que los salarios no suban igual que la economía y los precios».

Desde los sindicatos afirman que las empresas mejoran en cuanto a ganancias, mientras los trabajadores continúan perdiendo poder adquisitivo. Esta era una de sus principales quejas. 

Según los datos aportados por la USOC, el 87% de los contratos realizados en les Terres de l’Ebre son temporales, y de estos, más del 40% no llegan a la duración de un año. 

Los manifestantes salieron de la plaza del Carrilet y recorrieron la Avenida Generalitat hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento, donde se llevaron a cabo los parlamentos por parte de los diferentes representantes de los sindicatos. El acto terminó en la misma plaza con un canto conjunto del himno de Catalunya. 

Una segunda movilización

En la misma línea, en Tortosa se celebró también ayer, martes, por la tarde una segunda manifestación, organizada por la Alternativa per Catalunya, la CGT Terres de l’Ebre, el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans, la CUP y el CDR de Tortosa. Se trata de una movilización alternativa a la de los sindicatos mayoritarios, también en motivo del día del trabajador, que tuvo lugar en la plaza de Barcelona. 

Temas

Comentarios

Lea También