Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aragón, en pie de guerra contra Cataluña por el 'trasvase'

La Plataforma en Defensa de l'Ebre también denuncia el inicio del trasvase hacia Barcelona a través del Segre, principal afluente del Ebre

M.Millan

Whatsapp
Firma del acuerdo para llevar agua del Segre a 31 pueblos de Tarragona, Lleida y Barcelona: Foto: ACN

Firma del acuerdo para llevar agua del Segre a 31 pueblos de Tarragona, Lleida y Barcelona: Foto: ACN

El pacto de Rialb, para llevar agua del Segre (principal afluente del Ebre) a 31 poblaciones de Lleida, Tarragona y Barcelona, ha topado con una fuerte oposición. Al posicionamiento contrario de la Plataforma en Defensa de l’Ebre (PDE), que lo considera un primer paso para hacer un trasvase hacia el área metropolitana de Barcelona, se ha sumado ahora la oposición frontal del gobierno de Aragón.

Como la PDE, el gobierno aragonés ve una grave amenaza en el proyecto que prevé construir 122 kilómetro de canalizaciones y aprovechar el canal Segarra-Garrigues para abastecer de agua del Segre a esta treintena de poblaciones de la Conca de Barberà, la Segarra, la Urgell y la Anoia, diversas de las cuales se sitúan fuera de la cuenca del Ebre (pertenecen a las cuencas internas de Cataluña). Así, formalmente, se trata ya de un pequeño trasvase entre cuencas (de 0,62 hectómetros cúbicos), que al 2010 fue autorizado temporalmente por el Estado y que ahora está pendiente de la autorización definitiva de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Desde el Gobierno aragonés consideran que las infraestructuras proyectadas en el pacto de Rialb, en las que se invertirán 21 millones de euros, están pensadas para traer más agua de la inicialmente prevista.

El gobierno de Aragón votó en contra del plan hidrológico de las cuencas internas de Cataluña aprobado la semana pasada al Consejo Nacional del Agua, y ha presentado un recurso contra este documento ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El presidente Javier Lambán, ha advertido que están preparando «todas las estrategias jurídicas y políticas para dar una respuesta contundente» ante la posibilidad que se «promueva un trasvase de agua del Ebre en Cataluña».

La Generalitat

El Delegat del Govern a les Terres de l’Ebre, Xavier Pallarès, ha negado que el proyecto suponga abrir el grifo del agua de la cuenca del Ebre hacia Barcelona. «Ha sido una larga negociación y un proceso donde todo el mundo ha tenido que hacer grandes sacrificios». «Es el grifo abierto de cara a municipios pequeños, con graves déficits hídricos históricos y que supondrá un consumo mínimo de agua», ha afirmado Pallarès. Respecto al alerta en Aragón, ha asegurado que «ellos defienden los intereses de su gente, como nosotros defendemos los nuestros» y ha afirmado que si Cataluña fuera independiente podría tener un diálogo de tú a tú con el Estado en materia de agua.

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También