Clamor feminista contra el fascismo y la violencia

Unas 600 personas se manifiestan en Tortosa y reclaman la retirada del monumento dela batalla del Ebre que representa un ‘símbolo de la represión durante el franquismo’

J. JOAQUIM BUJ ALFARA

Whatsapp
La manifestación recorrió el centro de Tortosa. Foto: J. Revillas

La manifestación recorrió el centro de Tortosa. Foto: J. Revillas

La Assemblea Feminista 8 de març de les Terres de l’Ebre logró, un año más, hacer la convocatoria más multitudinaria del fin de semana en Tortosa. La concentración se produjo ayer a las doce del mediodía en la plaza Barcelona, desde donde partió la manifestación por las calles más céntricas de la ciudad.

Encabezaban la manifestación sendas pancartas, una contra el fascismo y otra contra la intolerancia, las sujetaban muchas jóvenes, algunas de ellas de familias inmigradas. El recorrido transcurrió en medio de un ambiente festivo, animado por un grupo de batuca. También habían pancartas improvisadas, algunas escritas por las dos caras, en cartones y cartulinas, con diversos lemas feministas.

En la plaza Alfonso XII, Claudia Cervesato, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), reivindicó el derecho a una vivienda digna y denunció «la complicidad de la administración pública en los desahucios de los bancos». Esta reivindicación se hizo ante una entidad bancaria en la plaza de Tortosa donde se concentran el mayor número de oficinas en la capital del Baix Ebre.

En el alegato final, ya en la plaza Barcelona, dos representantes del colectivo organizador centraron su discurso en la «tolerancia 0 al fascismo», con continuas referencias a Vox, Ciudadanos y el PP. En la misma línea se pidió la retirada del monumento a la batalla del Ebro, ubicado en el río, al que calificaron de «símbolo de la represión que el franquismo ejerció sobre las mujeres». La proclama fue respondida al grito de «Fuera el aguilucho» por las asistentes al acto. También se denunció el aumento de la violencia en el entorno familiar.

La concentración terminó con el ‘mur de les dones’, un muro que representaba el “freno contra las fobias hacia las mujeres y colectivos LGTBI”. En el escenario había unas zapatillas lila que recordaban aquellas personas que no pudieron acudir a la cita por hallarse trabajando o por no poder conciliar la cita con su vida familiar.

Manifestación en Ulldecona

El Grup de Dones de Ulldecona convoca cada año la manifestación feminista del 8M en este municipio del Montsià. Este año concentró a 150 personas que recorrieron la calle Major, desde la plaza de la Mera hasta la de l’Església, donde alumnas del Institut Manuel Sales i Ferré leyeron el Manifiesto del Día Internacional de las Mujeres.

«El machismo y la idea tradicional del fútbol como un deporte masculino deja en desigualdad a las mujeres», según el Grup de Dones. Por eso el colectivo ha hecho un reconocimiento a las jugadoras de Ulldecona por sus 25 años de lucha constante.

Temas

Comentarios

Lea También