Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Cómo recargará su combustible Ascó II?

Renovación de 64 de los 157 elementos combustibles del reactor.

Diari de Tarragona

Whatsapp
La central nuclear d'Ascó, a la Ribera d'Ebre. FOTO: Joan Revillas

La central nuclear d'Ascó, a la Ribera d'Ebre. FOTO: Joan Revillas

La recarga de combustible consiste en la renovación de 64 de los 157 elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor de CN Ascó II.

Para ello, se procede a su extracción de la vasija del reactor, una estructura cilíndrica de 12,6 metros de altura y 4 metros de diámetro, y su traslado a la piscina de almacenamiento a través de un canal de transferencia. Todo el movimiento se realiza bajo agua, que aporta el blindaje que garantiza la seguridad y la protección radiológica necesaria para efectuar la maniobra.

Desde la parada del reactor hasta el inicio del proceso de recarga de combustible transcurren cuatro días, durante los cuales se va enfriando el agua del circuito primario, desde los 350º hasta situarse por debajo de los 60º, mientras que la central va cambiando de modo de operación, desde el Modo 1 (operación a potencia) al Modo 6 (recarga).

En paralelo, se habrá procedido a llenar de agua la cavidad que ocupa la vasija del reactor y el canal de transferencia, que conduce hasta la piscina de almacenamiento de combustible. A continuación, se procederá al desmontaje de la tapa de la vasija, una estructura de 100 toneladas, sellada por 58 pernos de 230 kgs. cada uno.

La posterior descarga de los 157 elementos combustibles se iniciará cuando la parada haya alcanzado ya su primera semana de actividades.
El combustible quedará alojado durante unos 11 días en la piscina de almacenamiento, donde se procederá a inspeccionar cada elemento y a configurar el núcleo del reactor del siguiente ciclo de operación, renovándose 64 de ellos.

Mientras, en la propia vasija del reactor y el circuito primario se realizarán las tareas de mantenimiento estipuladas. Entre ellas, destacan la inspección visual remota del estado de la propia vasija y de su tapa, la inspección volumétrica de los alojamientos de los pernos, la inspección del fondo exterior de la vasija o la inspección de las toberas de rama caliente.

Concluidas todas estas actividades, se procederá a la carga del combustible y de sus aditamentos (barras de control, restrictores de flujo, etc.), según el nuevo mapa del núcleo del reactor, así como al montaje de la tapa de la vasija.

A continuación, se realizarán las maniobras oportunas para que el reactor comience a producir fisiones hasta alcanzar la criticidad, es decir la reacción sostenida de la fisión de átomos de uranio.

En consecuencia, la temperatura del agua del circuito primario subirá paulatiamente hasta alcanzar los 350º necesarios para la operación a potencia, lo que dejará a la planta lista para proceder a la sincronización con la red eléctrica. Este momento marcará el final de la 24ª Recarga de Combustible de la central nuclear Ascó II.

Temas

Comentarios

Lea También