Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenados los dueños de un bar de Sant Carles de la Ràpita por vender drogas

Los agentes también encontraron billetes falsos en el establecimiento y en el domicilio del matrimonio en cuestión

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de archivo de la policía sustrayendo dinero. Foto: CME

Imagen de archivo de la policía sustrayendo dinero. Foto: CME

Los dos propietarios de un bar de Sant Carles de la Ràpita han sido condenados por traficar con cuatro tipos diferentes de droga en dicho establecimiento. Además, tenían también billetes falsos. Tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre el fiscal y el abogado defensor, los encausados fueron sentenciados a tres años de prisión y multa de 17.000 euros por un delito contra la salud pública, a lo que hay que sumarle dos años y multa de 1.000 euros por otro delito de falsificación de moneda. Se ha tenido en cuenta la atenuante de drogadicción.

Los hechos se remontan al 3 de febrero de 2016. Agentes uniformados se disponían a efectuar una inspección rutinaria relacionada con la venta de tabaco en un establecimiento de Sant Carles de la Ràpita.

En el momento en que entraron en el local, la acusada –que se hallaba en su interior con su hija– se dirigió a la cocina y ocultó un objeto. Ante tal actitud, el policía siguió a la mujer hasta la cocina y la sorprendió intentando ocultar una serie de bolsas, comprobando que tenían polvo de color blanco, que resultó ser cocaína. Posteriormente acudió al bar el marido (y también procesado).

Los agentes, en presencia de la pareja, realizaron un registro del local. Hallaron 1.600 gramos de hachís, 100 de speed, 75 de cocaína y 18 de marihuana. El hachís en tableta y parte de la cocaína estaban en dosis individuales envueltas en plástico. Además, se hallaron básculas de precisión, material plástico para la confección de dosis de cocaína y documentación con diversas anotaciones alusivas a personas y cantidades. La misma tarde, previa autorización judicial, los agentes registraron el domicilio de los procesados, también situado en La Ràpita.

Hallaron los mismos instrumentos preparados para la venta de drogas, como balanzas de precisión, material plástico y alambres utilizados en la confección de dosis de cocaína, así como anotaciones alusivas a personas y cantidades. También había 35.000 euros ocultos en diferentes botes y 22 billetes falsos de 50 euros, «los cuales serían previsiblemente introducidos en el tráfico monetario, a sabiendas de su falsedad por parte de los acusados». La droga incautada tenía un valor en el mercado de 16.972,13 euros.

El acusado, cuando fue detenido, era consumidor de sustancias estupefacientes, adicto a las mismas desde hacía años. Presentaba un trastorno por dependencia a la cocaína de años de evolución. La acusada también era consumidora de cocaína, habiendo cesado su consumo en 2016.

Temas

Comentarios

Lea También