Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Disfrutar del Ebre desde dentro en el laúd ‘Lo Sirgador’

Esta pequeña empresa gestiona la peculiar embarcación ofreciendo experiencias turísticas y visitas guiadas por el río EbreTurismo

ROSER REGOLF CAZORLA

Whatsapp
Jordi Domingo es el patrón de la embarcación ‘Lo Sirgador’ y el copropietario de esta empresa turística. FOTO: JOAN REVILLASTURISTAS NAVEGANDO A BORDO DE ‘LO SIRGADOR’. FOTO: J. REVILLAS

Jordi Domingo es el patrón de la embarcación ‘Lo Sirgador’ y el copropietario de esta empresa turística. FOTO: JOAN REVILLASTURISTAS NAVEGANDO A BORDO DE ‘LO SIRGADOR’. FOTO: J. REVILLAS

El río Ebre es el brazo vertebrador que une y baña las cuatro comarcas de las Terres de l’Ebre. Al mismo tiempo, el ecosistema que habita en él dibuja un paisaje cambiante que, desde hace unos años, se puede descubrir y disfrutar recorriéndolo por dentro a bordo de embarcaciones como Lo Sirgador, un laúd que simula los de antaño y con el que se puede conocer la historia de la ciudad y el bosque de ribera que la rodea.

La aventura a bordo empezó en el año 2016, cuando Jordi Domingo regresó a Tortosa después de pasar un tiempo alejado de la ciudad. Decidido a emprender, coincidió con un antiguo compañero que sabía de la existencia de la embarcación, que justo en aquel momento el ayuntamiento sacaba a concurso público. Y así fue como los dos amigos se embarcaron en la aventura: Adelino Fontanet como guía turístico y Jordi Domingo primero como diseñador y gestor la página web y luego también como patrón del barco.

A día de hoy, después de cuatro años de trabajo duro, Lo Sirgador cuenta con varios paquetes turísticos que organizan de la mano con otras empresas de la zona. «Uno de los que funciona mejor en primavera y otoño es el del vermut y aperitivo por el río», dice Domingo. Un recorrido por la fachada fluvial de Tortosa, la isla Chiquina de Jesús y la isla de los Toros en Vinallop donde pasar un mediodía entretenido mientras se toma un apetitivo con amigos o familiares en medio del río.

Por otro lado, también cuentan con una combinación para ver la puesta de sol degustando una copa de cava y un ‘pastisset’ típico de la ciudad, algo que ofrecen más en verano, según Domingo. Pero la salida más estable durante todo el año sigue siendo el crucero por el Ebre, un recorrido que, junto con la combinación para visitar también la Catedral de Tortosa, suelen pedir los grupos de estudiantes, jubilados y turistas de todo tipo.

A pesar de tener ciertas limitaciones a causa de la poca profundidad del río según la época del año, desde Lo Sirgador hacen también rutas personalizadas para grupos, así como salidas en las que colaboran con ayuntamientos de la zona. En Amposta, por ejemplo, acuden para unas salidas donde los historiadores de ‘Terra enllà’ explican cómo fue el episodio de la Batalla de l’Ebre en la zona, así como para eventos especiales como la Festa de la Carxofa o el Mercat a la Plaça.

Lo Sirgador, que está en marcha todos los fines de semana y durante todo el año para los grupos, tiene su temporada alta desde julio hasta finales de agosto, así como durante Semana Santa y en las fiestas del Renaixement. «Intentamos salir todos los fines de semana, pero en temporada baja nos cuesta llenar el barco», asegura el capitán de la embarcación.

En cuanto a su público potencial, Domingo dice que «tenemos clientes de Tortosa que traen amigos de fuera y gente que viene de ciudades cercanas pero también del resto del país, mientras que los extranjeros suelen concentrarse más en verano». Es justo en este punto donde esta empresa de tan solo dos empleados quiere fijar la mirada: «El año pasado nos estancamos un poco y queremos centrarnos más en los grupos», dice uno de los dueños. Lo Sirgador cuenta con una facturación anual de unos 60.000 euros.

En unos años, ambos socios confiesan que les gustaría ampliar su catálogo con un recorrido de varios días por todo el tramo navegable del río, un trayecto que harían junto a otras empresas, y del que admiten que ya están empezando las gestiones que les permitan hacerlo. Eso sí, si todo va sobre ruedas, quizás dentro de un par de años.

El laúd cuenta con una capacidad de 53 personas y puede reservarse por teléfono e internet.

Trayectos a medida  A pesar de que la mayoría de las veces Lo Sirgador cuenta con un recorrido establecido por la fachada fluvial, la isla de la Chiquina y la isla de los Toros, si un grupo lo solicita puede adaptarse un viaje a medida hasta la desembocadura del Ebro o, río arriba, hasta Miravet si la corriente lo permite.

Casarse a bordo  Las celebraciones nupciales tienen mucho éxito encima de Lo Sirgador, que se decora para la ocasión. Desde que empezaron ya han celebrado casi una decena. Casarse encima del laúd, con el paseo incorporado, puede tener un precio de unos 600 euros.

Ciclo de conciertos  En Lo Sirgador ofrecen también una programación propia de actuaciones musicales en acústico mientras se navega por el río Ebre. Un recorrido por la fachada fluvial de la ciudad de Tortosa con una pequeña introducción histórica y una serie de conciertos que harán que buscan hacer vivir una experiencia única. Las fechas del ciclo de conciertos varían según el año, pero suelen ser antes del inicio de verano.

Temas

Comentarios

Lea También