Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Disminuyen las sanciones por desplazamientos a segundas residencias en municipios de Tarragona y el Ebre

Los alcaldes mantienen la llamada de quedarse en casa y agradecen el civismo de la mayoría de ciudadanos

ACN

Whatsapp
efectivos de Protección Civil y de la Policía Local de El Vendrell terminando de colocar las vallas en un acceso secundario, alrededor de las Madrigueras. FOTO: ACN

efectivos de Protección Civil y de la Policía Local de El Vendrell terminando de colocar las vallas en un acceso secundario, alrededor de las Madrigueras. FOTO: ACN

Varios municipios del Camp de Tarragona y de las Terres de l'Ebre, coincidiendo con el inicio de la Semana Santa, han blindado los accesos con controles policiales para cerrar el paso a personas que querían pasar el tercer fin de semana de confinamiento en las segundas residencias. Según varios alcaldes consultados, se han sancionado pocos ciudadanos para saltarse las restricciones. En el caso de L'Ametlla de Mar las denuncias han disminuido un 80% respecto al fin de semana. En El Vendrell, por ejemplo, se han denunciado 40 personas y sólo tres de ellas estaban relacionadas con desplazamientos indebidos. Los alcaldes mantienen la llamada de quedarse en casa y agradecen el civismo de la mayoría de ciudadanos.

En las Terres de l'Ebre, los cuerpos policiales han intensificado los controles en las principales entradas de los municipios. En L'Ametlla de Mar para evitar los desplazamientos se han cortado dos accesos secundarios de la banda norte, por la urbanización de Calafat y también para la zona de los campistas, así como por el sur con el límite con El Perelló. Además, el equipo de gobierno ha reforzado con una patrulla adicional el dispositivo de la policía local y ha decidido utilizar un dron para mejorar el patrullaje.

Plan general de un control de la Policía Local de El Vendrell. Imagen del 3 de abril de 2020. FOTO: ACN

El alcalde, Jordi Gaseni, afirmó que las sanciones han disminuido un 80% este fin de semana en comparación con el pasado. Según el alcalde, los residentes de las segundas residencias hace tiempo que se han desplazado y confinado en el municipio. "Vamos a ser muy duros con las restricciones y no nos temblará la mano para utilizar las sanciones y las herramientas a nuestro alcance para controlar la situación y mantener la población bien alejada del contagio del coronavirus", señaló Gaseni.

Más hacia el sur, a Sant Carles de la Ràpita, sólo se puede acceder al núcleo urbano por la entrada norte de la población -por la antigua N-340. A la espera del informe policial, el alcalde Josep Caparrós aseguró que los operativos policiales han sido efectivos, pero lamentó la picaresca de algunos de los propietarios de las segundas residencias, porque han avanzado los desplazamientos a entre semana para acceder el municipio. "Me preocupa y me indigna un poco, hace muchas semanas que se están dando los mismos mensajes, no deberíamos llegar al extremo de tener que cerrar todos los accesos", lamentó. Sin embargo, Caparrós ha agradecido que la gran mayoría de la ciudadanía esté respetando las órdenes de confinamiento. El dispositivo policial se alargará durante toda la Semana Santa.

El equipo de gobierno del municipio de Alcanar, en el Montsià, ha optado por una estrategia similar a la de los fines de semana anteriores y se han bloqueado los accesos principales a los núcleos urbanos. Según el concejal de Gobernación, Jordi Bort, se han registrado muy pocas sanciones. A modo de ejemplo, indicó que del centenar de requerimientos fueron hechos el sábado, unos setenta eran vecinos de Alcanar Platja y alrededor de la treintena restante tenían una justificación. "Se ha sancionado unos tarraconenses que se dirigían hacia Elche, pero hay muy pocos casos que vinieran a las Casas", precisó Bort.

A parte, el concejal ha querido aclarar el malestar generado entre la población en las redes sociales por el incremento de afluencia a los comercios y supermercados de la localidad. Bort lo atribuyó a que muchos vecinos de Alcanar Platja, que habitualmente compran por proximidad a supermercados más grandes de Sant Carles de la Ràpita, ahora están comprando en las Casas d'Alcanar. Con todo, ha pedido la colaboración ciudadana para detectar casos de residentes que se hayan instalado en las segundas residencias, tras recibir una veintena de llamadas para alertar de posibles casos.

En cuanto al municipio de El Vendrell, se han hecho controles policiales y se han instalado vallas en dos accesos secundarios a las zonas de Romero y el Francàs para garantizar que los infractores no tengan ninguna alternativa. Los agentes de la Policía Local han pillado y denunciado 40 personas desde el viernes. De éstas, sólo tres están relacionadas con infracciones por dirigirse a segundas residencias. El alcalde, Kenneth Martínez, explicó que una de ellas se bañaba en la playa mientras que las otras dos hacían uso de la piscina comunitaria. "No hemos observado ninguna cifra exagerada, si tenemos en cuenta que el 40% de las viviendas del municipio son segundas residencias", destacó el alcalde. "Sigue siendo necesario intensificar los controles para reducir al mínimo los desplazamientos no autorizados; volveremos a disfrutar de nuestras playas, pero ahora no toca", concluyó Martínez.

Temas

Comentarios

Lea También