Dos bomberos hospitalizados y otros tres atendidos por la ola de calor en el incendio

La zona ha rozado los 44 grados durante las tareas de extinción de esta tarde de viernes

Àngel Juanpere-ACN

Whatsapp
Puesto de control para atención médica en el incendio de la Ribera d'Ebre. FOTO: SEM

Puesto de control para atención médica en el incendio de la Ribera d'Ebre. FOTO: SEM

Los Bombers han evitado esta tarde que el incendio crezca en extensión controlando una 20 de reanudaciones que se han producido, especialmente en la zona más conflictiva del flanco derecho.

Este era el objetivo que se habían marcado a lo largo de esta mañana y cuando baje el sol y las temperaturas, intentarán estabilizar más la parte del perímetro.

De momento se mantiene la proporción del 80% estabilizado. David Borrell, jefe del dispositivo, ha asegurado que son "optimistas" de cara a las próximas horas, a pesar de que ha advertido que las temperaturas volverán a ser muy elevadas sábado y la situación será "complicada".

De hecho, cinco miembros del cuerpo han sido atendidos por las altas temperaturas que afectan Catalunya y que en Vinebre se ha registrado la más alta de todo el país. En los tres días, la cifra se eleva a 17 personas.

Dos de los bomberos, heridos de poca gravedad, han sido trasladados en helicóptero al Hospital de Móra d'Ebre, y su evolución es correcta, según ha explicado Josep Maria Soto, jefe del dispositivo del Sistema de Emergencias Médicas (SEM). Estarán ingresados, pero no corren ningún peligro.

Cuando baje el solo y no haya nuevos focos, los Bombers podrán destinar sus esfuerzos a ampliar el porcentaje de terreno estabilizado, ahora situado en el 80%. "Se trataba de resistir por la tarde y por la noche avanzar", ha resumido Borrell, que ha explicado que de momento se están logrando los objetivos que se habían marcado para esta tarde de viernes. "Las noticias son buenas", ha dicho.

En tres días de trabajo, ha habido 17 asistencias médicas

Ahora bien, las temperaturas han superado los 44 grados y la humedad ha llegado a estar por debajo del 13%, y estas duras condiciones, ha advertido, se repetirán este sábado. "Tenemos buenas sensaciones, somos optimistas, pero tenemos mucho trabajo para hacer", ha indicado.

El conseller d'Interior, Miquel Buch, ha confirmado que el objetivo del no crecimiento se está logrando a estas alturas, a la espera que acaben de pasar las horas de las altas temperaturas.

También ha recordado que se han tenido que desviar dotaciones a tres fuegos el de El Montmell (Baix Penedès), Rocallaura (Urgell) y a Les Planes de Sió (Segarra), pero los tres ya están en fase de control porque se ha actuado de forma rápida y eficaz.

Temas

Comentarios

Lea También