El 20% de los impuestos de las nucleares revertirá en los municipios cercanos

Es uno de los puntos de la ley de acompañamiento

ACN

Whatsapp
Patrícia Plaja, portavoz del Govern. ACN

Patrícia Plaja, portavoz del Govern. ACN

El proyecto de ley de medidas fiscales aprobado este jueves por el Goven de la Generalitat estipula que el 20% de la recaudación del impuesto sobre las instalaciones que inciden en el medio ambiente proveniente de las nucleares beneficie a los municipios situados en el área de influencia de las centrales.

Según ha detallado la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, los fondos servirán para financiar actuaciones de desarrollo socioeconómico y de transición energética. Por otro lado, la ley también concreta que un 20% los ingresos derivados de la actividad del transporte de la energía eléctrica –un tributo previsto en la ley 5/2020- se destinen al Fondo Climático. Más allá de estos cambios, la ley de acompañamiento a los presupuestos modifica hasta 60 disposiciones legales.

De acuerdo con el texto aprobado, el Govern tendrá que dar a conocer a la ciudadanía qué proyectos se financiarán con los recursos procedentes de estos dos fondos. Del mismo modo, la ley también fija que el ejecutivo informe a los ciudadanos sobre las inversiones que se hacen gracias al impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, el impuesto sobre la emisión de gases y partículas a la atmósfera producida por la industria y el impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica.

En cuanto al impuesto de sucesiones, el mismo texto confirma que se amplía hasta dos años y de manera excepcional el plazo para presentar la liquidación del tributo. Según ha detallado Plaja, el objetivo de esta medida es que las personas que reciben herencias dispongan de más tiempo para conseguir la liquidez necesaria para hacer frente al pago del tributo.

El canon del agua

En relación con el canon del agua, la ley de acompañamiento de los presupuestos incorpora algunas modificaciones en esta figura, gestionada y recaudada por la Agencia Catalana del agua (ACA). En concreto, el Gobierno simplifica el proceso para acreditar que una familia se encuentra en situación de vulnerabilidad y, por lo tanto, tiene derecho a disfrutar de una tarifa reducida. A partir de ahora, serán los servicios sociales los encargados de presentar el informe en nombre de las personas que pueden acogerse a la tarifa social. El objetivo de esta medida, según el Gobierno, es el de "reducir la carga administrativa a determinados colectivos".

En cuanto a la tributación sobre el juego, los titulares de los aparatos de máquinas recreativas y de azar que se encuentran en establecimientos de hostelería y de juego tendrán que facilitar, semestralmente, datos relacionados con su actividad. Algunas de las métricas a aportar serán el número de partidas jugadas, los importes de las cantidades jugadas o los premios concedidos, entre otros. De momento, la medida afectará los ejercicios 2022 y 2023.

Finalmente, en el capítulo de medidas fiscales, se actualizan las cuotas de algunas tasas para ajustar los importes al coste de los servicios que prestan. Además, se crean siete nuevas en ámbitos como el de la salud animal, en materia de fauna, natura y medio ambiente o en la seguridad ambiental.

Temas

Comentarios

Lea También