Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ebre ya repara los destrozos del peor temporal en una década

Deltebre, Alcanar, L´Ametlla de Mar o L´Ampolla recopilan los importantes daños causados por el oleaje en playas, puertos, diques y escolleras

Maribel Millan

Whatsapp
Treballs ahir a la zona del Fangar i la Marquesa, a Deltebre. Foto: Joan Revillas

Treballs ahir a la zona del Fangar i la Marquesa, a Deltebre. Foto: Joan Revillas

El peor temporal de la última década ha dejado un lastre de destrozos en los municipios costeros de las Terres de l’Ebre. Ayer técnicos municipales y de Costas del Estado evaluaron sobre el terreno los efectos del fuerte oleaje de los últimos días, todavía activo pero ya a la baja. Unos informes que se enviarán al Ministerio de Medio Ambiente para que actúe de urgencia y deje las playas otra vez operativas antes de la nueva temporada turística.

Entre los municipios más afectados están Deltebre o Alcanar, pero también L’Ampolla o L’Ametlla de Mar.

En Deltebre, el alcalde, Lluís Soler, ha firmado un nuevo decreto de emergencia para poder acabar de construir un dique de contención en la zona de la Marquesa y el acceso a la Punta del Fangar.En el anterior temporal del mes de diciembre ya se actuó de urgencia construyendo una barrera de 77 metros en esta zona, que ha servido efectivamente de protección para este nuevo temporal. «El problema es que ahora el agua se coló por el único sitio en el que no habíamos podido actuar, porque formaba parte del dominio marítimo-terrestre», explica el alcalde al Diari. Para evitar la zona pública y no ser sancionado, el Ayuntamiento ha retirado unos metros esta nueva protección.

En la urbanización de Riumar, en la desembocadura del Ebre, la fuerza del oleaje ha destrozado un tramo del final del paseo. «Requerirá una inversión importante, que el Ayuntamiento no puede asumir», explica el alcalde. El coste de los daños se remitirá al Ministerio de Medio Ambiente, que ya tiene sobre la mesa un informe sobre la necesidad de invertir 1,4 millones de euros en el conjunto del litoral de Deltebre para adecentar las playas y luchas contra la regresión.

En este sentido y como ya informó el Diari, el Ayuntamiento pedirá una reunión urgente con responsables del Ministerio para darles a conocer la problemática del hemidelta norte y reclamar medidas urgentes.

Los acantilados de Les Cases

En Les Cases d’Alcanar, los operarios de la brigada municipal trabajarán durante toda la semana para poder devolver a la normalidad el paseo marítimo del Marjal y el camino natural hasta Sòl de Riu.

El Consistorio de Alcanar también ultima un informe técnico que hará llegar en breve a la demarcación en Tarragona de Costas del Estado.

La zona más afectada fue la parte sur del litoral del término municipal, ya que la parte norte queda un poco resguardada en la bahía de los Alfacs. El área de la desembocadura del río Sénia está formada por una serie de pequeños acantilados muy afectados por la regresión.

Algunas de las escolleras instaladas para proteger el terreno han hecho su función, pero en algunos tramos ha habido desprendimientos. «También se han partido algunas de las rampas de acceso a pequeñas calas de la zona de Sòl de Riu», comenta al Diari la concejal de Urbanismo y Servicios Municipales de Alcanar, Yvette Fibla.

En una parte del paseo marítimo del Marjal, las piedras y la arena llegaron hasta la carretera. Se han roto partes del muro de separación entre el paseo y la playa, que se intentarán reparar en los próximos días.

La fuerza de las olas también ha arrancado marisco del fondo del mar y lo ha sacado a la orilla; un hecho que ha sido celebrado y aprovechado por muchos vecinos, que podrán disfrutar de una inesperada mariscada.

Temas

  • EBRE

Lea También