Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno destinará 1,9 millones a reparar daños causados por las riadas

100.000 euros están destinados a los daños producidos por los aguaceros en la zona de L'Ebre

Diari de Tarragona

Whatsapp

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, invertirá 1.891.000 euros para reparar los daños causados por los temporales y las lluvias caídas en el mes de octubre en las provincias de Castellón, Tarragona y Mallorca.

La decisión del ministerio que dirige Teresa Ribera ha sido tomada en razón de las obras de emergencia que se deben llevar a cabo en estas provincias.

El fuerte oleaje que coincidió con un temporal de lluvias dañó el litoral y las infraestructuras costeras de las provincias de Tarragona (Catalunya), Castellón (Comunidad Valenciana) y en la isla de Mallorca (Islas Baleares), provocando, además, el arrastre de gran cantidad de basuras y restos vegetales.

"Por tanto, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar de este Ministerio, mediante una resolución del 6 de noviembre, autorizó con carácter de urgencia las obras necesarias para la reparación de los daños", señala un comunicado del ministerio.

Las obras -ya iniciadas- concluirán previsiblemente antes de Semana Santa en Mallorca y a finales de febrero en Castellón y Tarragona.
En la isla balear, las fuertes lluvias de octubre provocaron riadas que causaron 13 muertos y daños materiales de importancia, principalmente en playas en las que desembocan torrentes, como en las de Canyamel, entre los términos municipales de Manacor y Sant Llorenç  des Cardassar.

El presupuesto total aproximado de las actuaciones a desarrollar en la isla de Mallorca asciende a 1.600.000 euros.

En Castellón, las características de su costa hacen que "los daños producidos por el temporal tengan como rasgo característico el importante volumen de sedimentos transportados. Este material granular, que se moviliza cuando hay temporales, es necesario para frenar el avance del mar tierra adentro y evita la afección de bienes cuya reparación sería muy costosa", señala el comunicado.

Por su parte, los temporales en la costa de Tarragona "produjeron la erosión de los acantilados comprendidos entre Sol de Riu y la desembocadura del río Sènia, en el término municipal de Alcanar. También produjeron el fallo de la escollera de protección. La longitud de acantilados afectada es de unos 200 metros lineales".

El presupuesto aproximado de las actuaciones a desarrollar en la provincia de Tarragona es de 100.000 euros, concluye el comunicado del Ministerio para la Transición Ecológica. 

Temas

Comentarios

Lea También