El Seprona bota en el Delta de l'Ebre una lancha para perseguir la pesca il·legal

La Guardia Civil creó en 2017 un destacamento específico para vigilar esta zona natural del sur de Tarragona y erradicar las actividades irregulares que se pudieran detectar

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Joan Revillas

FOTO: Joan Revillas

Hace cuatro años el Seprona (Servicio de Protección de la Natura) con base en el cuartel de la Guardia Civil de Tortosa consideró que se tenía que ampliar la cobertura de vigilancia en Les Terres de l'Ebre y crear un destacamento especial para cubrir la zona del Delta del Ebro.

En 2017, el brigada Diego Gómez fue el suboficial de la Benemérita encargado de poner en marcha este destacamento en el Delta y potenciar la vigilancia del Seprona en esta zona del sur de Tarragona, declarada parque natural en 1983 y ampliando los dominios tres años más tarde. Actualmente, la superficie del Delta es de 7.736 hectáreas y buena parte de ellas son de agua.

Más de 240 denuncias por año

Durante los últimos tres años y medio, el Seprona ha intentado reducir las actividades ilícitas en este espacio natural protegido, siendo la pesca la actividad irregular que más predomina.

En los últimos tres años, de 2017 a 2019, la media de denuncias para pescar de forma irregular al Delta y en el río supera las 240, a pesar de que el brigada reconoce que la presencia del destacamento ha hecho reflexionar a muchas personas al meterse en el agua ya sea en los canales, lagunas o en el mismo río.

FOTO: Joan Revillas

«Además de la pesca, la función que tiene el destacamento del Seprona en el Delta es proteger la flora y la fauna, controlar los fitosanitarios que utiliza el agricultor en los cultivos, sobre todo del arroz, controlar posibles derrames, caza ilegal y comprobar una correcta explotación sostenible de recursos, mayoritariamente pesqueros», explica el brigada Diego Gómez. En estos tres años y medio, la presencia del destacamento del Seprona se ha notado, reconoce el brigada.

La vigilancia del Delta (también llevada a cabo por Agents Rurals de la Generalitat y los Mossos d'Esquadra) ha permitido destapar muchas actividades ilegales que a medida de ser denunciadas administrativamente se han ido reduciendo en los últimos años.

Con la consolidación del destacamento al Delta y la gran superficie marítima a cubrir, el Seprona pidió a la dirección general de la Guardia Civil más recursos para poder proteger con más eficacia las zonas de agua del Delta.

La lancha

Este mes de septiembre, se ha puesto en funcionamiento una lancha de 5,4 metros de eslora y 2,1 metros de manga que tiene la finalidad de cubrir la desembocadura del río hasta el pantano de Riba-roja y la vigilancia por mar de las dos bahías, Alfacs y Fangar. Este viernes fue presentada en sociedad al puerto de Sant Carles de la Ràpita.

La nueva lancha que tiene el Seprona para la vigilancia del río Ebro y de las dos bahías del Delta no estará en un puerto anclada de forma permanente como base de operaciones. Todo lo contrario, estará siempre en bases marítimas diferentes o incluso en un coche para poder salir del punto más próximo donde se sospeche de alguna actividad i·legal.

Con la lancha, por capacidad por tres personas, se podrá decomisar el material utilizado por la pesca o caza ilegal que se descubra. Fuentes de la Guardia Civil reconocen que en caso de ser necesaria en un desembarco de droga o en un derrame, también estará a disponible y preparada para entrar en acción.

Temas

Comentarios

Lea También