Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cadáver hallado en el Ebre es irreconocible y se requerirá el ADN para identificarlo

La ropa que llevaba podría coincidir con la del hombre desaparecido el pasado 17 de marzo, aunque no hay confirmación oficial ante la falta de pruebas científicas

Jordi Cabré

Whatsapp
Dos patrullas de Mossos han acudido a la llamada de alerta de un particular. FOTO: Joan Revillas

Dos patrullas de Mossos han acudido a la llamada de alerta de un particular. FOTO: Joan Revillas

¿Quién es el hombre que ha aparecido flotando esta mañana en el río Ebre? El cuerpo, en avanzado estado de descomposición es de un varón adulto. Estos son los pocos datos que se han confirmado este mediodía una vez se ha dado a conocer el hallazgo en la zona de Vinallop, en el margen derecho del río, dentro del término municipal de Tortosa.

Una vez sacado del agua por el equipo subacuático de los Mossos, con base en Sabadell, el cuerpo se ha trasladado al tanatorio, donde este miércoles se le practicará la autopsia. El cuerpo es irreconocible físicamente a causa del gran número de horas que habría pasado en el agua, por lo que no se puede identificar por su aspecto quién es.

Fuentes conocedoras del caso señalan que el forense seguramente deberá aprovechar algún tejido y extraer el ADN que pueda contrastarse con otras muestras y poner nombre y apellido al fallecido. 

La ropa que llevaba en el momento de la extracción del cuerpo ha reforzado la hipótesis de que la identidad del cadáver coincida con el hombre desaparecido hace 24 días, el pasado 17 de marzo.

Jesús Giménez, Tiko, tiene 30 años y mide 1,85 metros de altura. Sus carteles han aparecido por Tortosa y en otros puntos de la demarcación. Fuentes de la investigación señalan que la hipótesis con mayor fuerza es que el cadáver sea de Jesús y que la ropa que se ha sacado del río coincide en tejido y color con la que llevaba el día de su desaparición.

A pesar de la coincidencia del tejido, los investigadores reiteran que no se puede confirmar la identidad del cadáver hasta los resultados del forense o de la prueba de ADN. Este miércoles se prevé que se le practique la autopsia y si no es factible, extraer una muestra para llevarla al laboratorio y sacar ADN.

Temas

Comentarios

Lea También