Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El embrujo del Delta

Viajes a la carta. Elisabet Casanova, patrona de la ‘Skipper Black’, ofrece excursiones guiadas con su embarcación

Sílvia Fornós

Whatsapp
Ángela hace una foto a su hija Cristal y su marido Román, junto a sus hijos Pablo y Júlia. FOTO: S. FORNÓSELISABET CASANOVA ES LA PATRONA DE LA ‘SKIPPER BLACK’. FOTO: S. FORNÓSLA EMBARCACIÓN ESTÁ EN CLUB NÀUTIC RIUMAR, EN DELTEBRE. FOTO: S. FORNÓSUNA FAMILIA DISFRUTANDO DEL VIAJE A BORDO DE LA ‘SKIPPER BLACK’. FOTO: S. FORNÓS

Ángela hace una foto a su hija Cristal y su marido Román, junto a sus hijos Pablo y Júlia. FOTO: S. FORNÓSELISABET CASANOVA ES LA PATRONA DE LA ‘SKIPPER BLACK’. FOTO: S. FORNÓSLA EMBARCACIÓN ESTÁ EN CLUB NÀUTIC RIUMAR, EN DELTEBRE. FOTO: S. FORNÓSUNA FAMILIA DISFRUTANDO DEL VIAJE A BORDO DE LA ‘SKIPPER BLACK’. FOTO: S. FORNÓS

Única e inolvidable. Así se puede describir la experiencia a bordo de la Skipper Black, una barca a motor tripulada por Elisabet Casanova. Nacida en Deltebre, ofrece viajes a medida por el Delta de l’Ebre a través de su propia empresa Xàrter Nàutic Eli. Desde excursiones y relajados paseos hasta salidas de pesca, pasando por viajes centrados en el avistamiento de aves o itinerarios para disfrutar de la cautivadora puesta de sol en el Delta. Cualquier excusa es válida para disfrutar de este tesoro natural y paisajístico, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2003.

La embarcación está en Club Nàutic Riumar, en Deltebre. FOTO: S. Fornós

Travesías que ofrece durante todo el año. «Ofrezco viajes a la carta de todo tipo, y cada día puedo llegar a realizar hasta cinco itinerarios», asegura. Si bien, es durante los meses de verano cuando el trabajo se intensifica. La experiencia se incluye también en el catálogo de actividades de la Estació Nàutica Costa Daurada.

La vivencia a bordo de la Skipper Black arranca en el Club Nàutic Riumar (Deltebre) donde Elisabet tiene su empresa y proyecto personal. Elisabet tiene la titulación de mercante y de marina pescante, lleva 20 años siendo patrona de barco, de entre los cuales 15 se dedicó plenamente a la pesca profesional, su gran pasión. «El mar es mi pasión, lo es todo. Tuve un accidente hace muchos años, y me cayeron 500 kilos encima estando en el mar. Pero después de todo, nada me ha impedido crear mi empresa Xàrter Nàutic Eli, para seguir disfrutando del mar», confiesa Elisabet Casanova. Hace un par de años que ofrece los viajes por el Delta.

Elisabet Casanova es la patrona de la ‘Skipper Black’. FOTO: S. Fornós

En el Club Nàutic Riumar está amarrada la Skipper Black, de 9,5 metros de eslora y propulsada por un motor de gran potencia (de 310Hp). Pueden embarcar una docena de personas dispuestas a emprender una aventura excepcional por el Delta de l’Ebre. «Cada día, antes de iniciar la primera travesía, debo preparar el motor, mirar los niveles, y controlar las algas que se enganchan durante cada trayecto, además de limpiar la embarcación para que esté a punto en cada viaje», explica Elisabet Casanova.

A las 10.30 de la mañana zarpa la embarcación. En esta ocasión, comparten la experiencia Ángela, junto a su familia Cristal, Román, y los pequeños Pablo y Julia, y su amiga Mercè. «Estamos en familia con mi amiga. Hemos alquilado una casa aquí en la zona, y nos han hablado muy bien de los viajes que realiza Elisabet Casanova, porque conoce muy bien el Delta de l’Ebre y ofrece rutas personalizadas», asegura Ángela.

Y así es. Destreza en el mar y conocimiento del territorio se mezclan a bordo de la Skipper Black. Mientras la brisa acaricia el rostro de los pasajeros durante el trayecto, la voz de Elisabet Casanova rememora desde la importancia del cañizo hasta el arte para pescar la angula o el catálogo de especies invasoras que colonizan el tramo final del Ebre y el Delta, y donde han encontrado cobijo el siluro, el caracol manzana, el mejillón cebra o el ahora gastronómicamente preciado cangrejo azul. «La suerte que ha tenido este cangrejo es que se ha podido comercializar», asegura Elisabet Casanova y recomienda a los pasajeros que «si estáis más días por aquí, no podéis iros sin probarlo».

A bordo de la Skipper Black se respira un ambiente familiar, y que la patrona aviva a través del relato de su experiencia personal y su pasión por el mar. La excursión hasta la desembocadura del Ebre es una clase magistral de costumbres y de historia, como la construcción de la primera masía en la zona o «la formación del Delta de l’Ebre hace más de 8.000 años».

Parajes únicos

Con la embarcación, Elisabet accede a los parajes de la desembocadura del Delta como el río Migjorn, la Isla de Buda, la laguna de El Garxal… «Se llama río Migjorn porque la gente del pueblo, cuando entraba a cultivar los campos de arroz, tardaba media jornada en hacer este recorrido andando por la orilla», relata la patrona de la Skipper Black.

Una familia disfrutando del viaje a bordo de la ‘Skipper Black’. FOTO: S. Fornós

También hay tiempo para avistar aquellas aves que viven en el Delta de l’Ebre. «Aquí delante de nosotros tenemos la hembra del ánade real», describe Elisabet en medio del trayecto. Y es que el territorio es una zona húmeda de interés internacional para las aves.

Durante el viaje, también es posible disfrutar de momentos emocionantes como el recuerdo de «la presencia del pirata Barbarroja en las costas del Delta de l’Ebre. Entró por la desembocadura y llegó a la población de Amposta y de Tortosa. Saqueó los pueblos y se llevó todo el dinero» relata Elisabet Casanova. Para descubrir el desenlace de esta aventura hay que subir a bordo de la Skipper Black. Sin duda, un viaje agradable que gusta tanto a niños como a mayores.

Una experiencia única para dejarse seducir por el embrujo y la experiencia de una auténtica conocedora del Delta de l’Ebre como es Elisabet Casanova.

Temas

Comentarios

Lea También