El hospital Verge la Cinta de Tortosa aplaza operaciones, con 27 sanitarios positivos y 114 en cuarentena

En la educación hay 68 grupos confinados en el Ebre: cerrada la escuela de la Palma d’Ebre y un solo grupo activo en Sant Llàtzer de Tortosa

M.Millan

Whatsapp
Hospital Verge de la Cinta. Foto: Joan Revillas

Hospital Verge de la Cinta. Foto: Joan Revillas

Los brotes de Covid-19 detectados en trabajadores y usuarios de  los hospitales Verge de la Cinta de Tortosa, Amposta y Jesús obligan a reordenar la actividad hospitalaria y a aplazar intervenciones quirúrgicas en las Terres de l’Ebre, en un momento en que a demás se dispara la incidencia del coronavirus en el territorio y crecen los ingresos hospitalarios, hasta llegar a los 78. 

Según datos de la Regió Sanitària Terres de l’Ebre,  este lunes hay 36 profesionales sanitarios positivos por Covid-19 y 134 profesionales más aislados como contactos estrechos. De ellos, la mayoría -27 positivos y 114 en cuarentena- correspondían al Hospital Verge de la Cinta, donde una planta está actualmente aislada y se han restringido las visitas a los pacientes ingresados. El centro de referencia de las Terres de l’Ebre ha tenido que suspender buena parte de las operaciones y sólo se mantienen las urgentes, las oncológicas y la cirugía mayor ambulatoria (que no requiere ingreso). Por su parte, el Hospital Comarcal de Amposta, con otro brote activo, ha podido recuperar la cirugía mayor ambulatoria, aunque continúan aplazadas el resto de intervenciones quirúrgicas previstas. 

La gerente de la Regió Sanitària Terres de l’Ebre, Mar Lleixà, explica que se trabaja para reorganizar la actividad de los hospitales, para poder mantener en la medida de lo posible las intervenciones programadas, a diferencia de lo que pasó durante la primera ola de la pandemia. En este sentido, el Hospital Comarcal de Móra d’Ebre mantiene su actividad mientras que se baraja que la Clínica Terres de l’Ebre pueda asumir parte de las intervenciones que no se puedan realizar en el Verge de la Cinta o Amposta. Lo que se descarta es volver a trasladar a este centro la actividad de partos y pediatría, como sucedió el pasado mes de marzo. 

En la capital del Montsià, a demás, se ha incorporado ya la antigua residencia de ancianos como equipamiento anexo al hospital, para que pueda acoger pacientes de atención intermedia. 

A todo esto, la incidencia del coronavirus sigue al alza en las Terres de l’Ebre, con un índice de rebrote vuelve a marcar un máximo, con 704 puntos, mientras que en Amposta llegaba a 1.542 y a Tortosa a 1.341. Según datos de Salut, la presión hospitalaria también continua al alza, con 78 personas ingresadas ayer: 23 en planta y 7 en UCI en el Verge del Cinta; 29 en el Hospital de la Santa Creu de Jesús; 15 en el Comarcal de Amposta y 4 en Móra d’Ebre. 

En este sentido, cabe destacar que la semana que viene ya estará a punto la obra de ampliación y renovación de equipos de UCI del Verge de la Cinta. De este modo, a las 11 camas actuales (y 5 más provisionales del área de paritorios), se les añadirán 6 camas más, ampliables a 9 (correspondientes a una nueva área de semicríticos adaptable a UCI según las necesidades del centro a cada momento), según detalló Lleixà.

Residencia Vima

Entre los ingresados hay 10 de los usuarios de la residencia de mayores Vima de Sant Carles de la Ràpita, donde el brote afecta ya a 64 personas, de los cuales 14 son profesionales del centro. 

Este es el caso más preocupante entre las residencias, mientras entre los centros de atención a personas con discapacidad preocupa el brote en la residencia del Àngel de Apasa, en Amposta, con ocho casos. 

El Departament de Treball, Afers Socials i Famílies ha puesto en marcha un dispositivo de urgencia en Deltebre, lo Goleró, para poder realizar el aislamiento de personas residentes en centros para discapacitados. 

También ya está operativo, a cargo de Creu Roja, el albergue de Sant Jaume d’Enveja donde podrán realizar el aislamiento temporeros de los cítricos y la campaña del aceite, entre otros colectivos.

Educación

Por lo que se refiere a las escuelas, actualmente hay 78 grupos escolares confinados activos en las Terres de l’Ebre: 64 en el Baix Ebre, con 62 en la ciudad de Tortosa, 1 en Deltebre y 1 en Lligallo del Gànguil; 10 grupos en el Montsià, con 5 a Amposta, 3 en Sant Carles de la Ràpita y 2 en Ulldecona; 3 en la Ribera d’Ebre,  en Móra la Nova, Riba-roja d’Ebre y la Palma d’Ebre, donde la escuela ha tenido que cerrar al tener sólo un grupo estable. Por último, hay un grupo en la Terra Alta, en la escuela de Vilalba dels Arcs. 

En Tortosa, encara la recta final el cribado masivo a los centros educativos, con las últimas pruebas en el Institut Dertosa. Según detalló la directora de los servicios territoriales de Educació, Montse Perelló, en los últimos centros cribados se ha registrado un incremento de la incidencia, con un máximo del 10,3 por ciento en Les Teresianes, donde hay 16 de 22 grupos confinados. También destaca el caso de la escuela Sant Llàtzer, de una sola línea, donde todos los grupos menos uno están actualmente confinados. Aún así, el centro se mantiene abierto. 

Esta semana los cribados se trasladarán al Institut Escola Daniel Mangrané de la EMD de Jesús, mientras que la semana que viene se están planificando también en los institutos de Roquetes y la ciudad de Amposta, según confirmó ayer la Generalitat.  

Temas

Comentarios

Lea También