Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El largo adiós del último paciente

Los hospitales del Ebre, sin Covid. Un vecino de Ginestar de 82 años, el último ingresado, recibe el alta en Móra d’Ebre

MARINA PALLÁS CATURLA

Whatsapp
Una gran ovación acompañó al vecino de Ginestar a su salida del Hospital de Móra d’Ebre. FOTO: SALUT

Una gran ovación acompañó al vecino de Ginestar a su salida del Hospital de Móra d’Ebre. FOTO: SALUT

Conviene ser prudente, no levantar la guardia, y ser conscientes de que la realidad puede cambiar en horas. Pero que ayer obtuviera el alta el último paciente que quedaba ingresado por coronavirus en un hospital ebrense es una (¡por fin!) muy buena noticia. Por él, por su familia, por todos los que han trabajado por los que han estado ingresados o se han contagiado durante esta pandemia. Y, más allá de eso, uno no podía ver el vídeo de su salida del hospital sin dejar de sentir una galopante esperanza, una cierta sensación de victoria colectiva.

No hay, pues, ningún paciente ingresado por Covid en ningún centro hospitalario de las Terres de l’Ebre, ni en el de Verge de la Cinta de Tortosa, ni en los comarcales de Amposta y Móra d’Ebre. Nadie. Los casos que se mantienen, por tanto, se supone que son leves y están tratados de forma domiciliaria.

Hay que recordar, sin embargo, que hace dos días se contagiaron dos personas en estas comarcas (según datos facilitados ayer por la Generalitat) y el total de las Terres de l’Ebre es de 324 positivos acumulados desde el principio de la emergencia sanitaria.

A día de hoy, aunque estas cifras podrán cambiar en pocas horas, las Terres de l’Ebre acumulan hasta 3.827 sospechosos y 42 fallecidos confirmados por coronavirus.

Ayer recibió el alta médica el último ingresado, despedido con una gran ovación por parte del personal médico del hospital comarcal de Móra d’Ebre. Se trata de un vecino de la localidad de Ginestar de 82 años de edad que ingresó en el hospital de Móra d’Ebre el pasado 15 de abril. Su estado empeoró y fue trasladado a la UCI del Verge de la Cinta de Tortosa al día siguiente, 16 de abril. Allí permaneció en cama hasta el día 7 de mayo, cuando finalmente su estado de salud mejoró.

Ese mismo día se programó su traslado en ambulancia a Móra (menos de 40 minutos) y hasta ayer día 22 de mayo permaneció en este centro, siendo el último paciente de coronavirus en un hospital de la región sanitaria ebrense. Una victoria que puede significar mucho más para todo el territorio.

Temas

Comentarios

Lea También