Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Encierro de los trabajadores del Hospital de Móra por el 'expolio' de Reus

La deuda del hospital Sant Joan de la capital del Baix Camp saldrá de este centro sanitario comarcal. La plantilla protesta la decisión

ACN

Whatsapp
FOTO: ACN

FOTO: ACN

Los trabajadores de la salud del Hospital Comarcal de Móra d'Ebre han iniciado hoy miércoles a las nueve de la mañana un encierro en la recepción del centro hospitalario, que se alargará hasta mañana por la mañana.

Los trabajadores protestan por el desvío de los fondos reservados que quedan en el centro ebrense y que se utilizarán para tapar el déficit del Hospital Sant Joan de Reus. También protesta la plantilla por la desinversión y los recortes que se han sufrido en el centro ebrense en los últimos años.

Además del encierro, el comité de empresa y el Ayuntamiento de Móra d'Ebre han decidido abandonar su lugar al Consejo de Administración de la gestora Gecohsa porque consideran que no se les tiene en cuenta y advierten que habrá más acciones de protesta si no se concreta, en enero, como será la empresa pública que el CatSalut (Generalitat) ha anunciado que se creará el año que viene para gestionar los hospitales de Móra d'Ebre y Reus.

FOTO: ACN

La concentración se ha organizado a raíz de que Gecohsa -filial de la empresa Sagessa y gestora del hospital ebrense y de Reus-, desvíe unos 3,5 millones de euros de los fondos reservados del Hospital de Móra d'Ebre para cubrir el déficit del Hospital Sant Joan de Reus. La decisión se podría tomar este viernes en los Consejos de Administración de Gecohsa y Sagessa.

El centro hospitalario de Reus cerró 2017 con 3,2 millones de euros de pérdidas y el negativo de este año puede rondar los 2,5 millones de euros. En el año 2016 ya se desviaron 4 millones de euros de los fondos reservados de Móra d'Ebre para cubrir los desajustes acumulados en el centro de la capital del Baix Camp.

En cambio, en el Hospital de Móra d'Ebre hace años que los trabajadores asumen recortes, no cobran los objetivos –cuando sí que se han pagado a los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus- y acumulan una grave desinversión. "Estamos hartos de esta situación y queremos romper el vínculo con Reus o no se aguantará el hospital", ha advertido el portavoz del comité de empresa de Móra d'Ebre, José Domínguez

El CatSalut ha prometido resolver en enero qué tipo de empresa pública asumirá la gestión del centro hospitalario ebrense, si se hará conjuntamente con el centro de Reus o por separado, y qué inversiones pueden garantizar a corto plazo.

Cómo ha explicado el alcalde de Móra d'Ebre, Joan Piñol, el director del CatSalut, Adrià Comella, se ha comprometido a concretar en la primera quincena de enero, como resolverá los principales problemas del Hospital Comarcal.

"Se comprometió a venir a explicar si será Gecohsa, o Gecohsa con otro nombre, o será una gestión diferente, y las inversiones mínimas, que calculo que serán de 700.000 euros o 1 millón de euros, dinero que hace falta de forma inmediata, además de un calendario otras inversiones a largo plazo", ha asegurado el alcalde. 

El centro ebrense cuenta con un Plan de Inversiones, de 2,5 millones de euros, donde se detallan las mejoras necesarias cómo lo del servicio de radiología, que tiene maquinaria de más de 30 años, los despachos de los médicos "que están en una situación deplorable", las camas de parto, la cafetería que está cerrada u otros servicios del centro, por citar algunos ejemplos. "En el Hospital podemos hacer museo arqueológico de la sanidad", ha ironizado Domínguez. 

Dimisiones al Consejo de Administración

Tanto el comité de empresa como el Ayuntamiento de Móra d'Ebre han decidido abandonar el Consejo de Administración de Gecohsa. "Dejaremos la silla que tenemos porque no sirve para nada. Sentimos que no nos han escuchado, ni nos han hecho caso", ha dicho Domínguez.

El Ayuntamiento de Móra formaba parte desde hace un año y poco pero el alcalde considera que no ha servido de nada porque acaban decidiendo los concejales del Ayuntamiento de Reus. "Hemos intentado poner voz en el Consejo de Administración pero ha sido en balde porque no escuchan prácticamente nada", ha lamentado Piñol. 

Temas

Comentarios

Lea También