Frente de los alcaldes del Ebre por un servicio digno de tren

Reclaman que los Euromed mantengan la parada en L’Aldea, más trenes Avant y mejorar frecuencias, tiempos e infraestructuras en las R16 y R15

M.MILLAN

Whatsapp
En primer término, los cuatro presidentes de los consells comarcals del Ebre, ayer en L’Aldea. FOTO: ACN

En primer término, los cuatro presidentes de los consells comarcals del Ebre, ayer en L’Aldea. FOTO: ACN

Los presidentes de los consells comarcals del Baix Ebre, Montsià, la Ribera d’Ebre y la Terra Alta convocaron ayer de urgencia a los respectivos consejos de alcaldes para activar un frente común contra el agravio que a su entender supone para las Terres de l’Ebre la entrada en funcionamiento, esta semana, del desdoblamiento ferroviario en el tramo Vandellòs-Tarragona.

Los alcaldes ebrenses aprobaron un documento, que pasará a ser una moción en los consells comarcals y los respectivos ayuntamientos, en el que reclaman un servicio de tren digno para el territorio. Y es que con la entrada en funcionamiento de la variante en el Camp de Tarragona se ha configurado un nuevo mapa de servicios «que supone un retroceso respecto al modelo actual, inaceptable para las Terres de l’Ebre», según denunciaron ayer des de la estación de L’Aldea los presidentes del Baix Ebre, Xavier Faura; el Montsià, Joan Roig; la Ribera d’Ebre, Gemma Carim, y de la Terra Alta, Neus Sanromà.

En este sentido, la moción reclama al Ministerio de Fomento que mantenga «al menos» las paradas del tren Euromed en la estación de L’Aldea, manteniendo las tarifas bonificadas, que se implantó hace tres años (sufragado por la Generalitat) y que ahora se suprimen.

También reclaman incrementar el servicio de los trenes tipo Avant con origen y destino a la estación de Tortosa (ahora sólo se prevé un tren a primera hora de la mañana y otro de vuelta a la tarde, a partir del próximo 3 de febrero).

Respecto al servicio de Regionales y Cercanías de la línea R-16 se reclama una mejor conectividad desde las Terres de l’Ebre con el norte de Castelló, con más trenes que se paren en la estación de Ulldecona, teniendo en cuenta que es la única de toda la comarca del Montsià.

Por lo que se refiere a la R-15, que da servicio al norte del Ebre, se insiste en la necesidad de hacer inversiones y mejorar las estaciones, insistiendo en los puntos donde los trenes tienen que reducir la velocidad por las deficiencias que acumula. En esta línea también se reclaman servicios ferroviarios semidirectos que unan la comarca de la Ribera d’Ebre con la estación del Camp de Tarragona y con Barcelona.

«Cada vez hay más despoblamiento en las Terres de l’Ebre y uno de los motivos es la carencia de comunicaciones rápidas y seguras, mientras que podemos constatar como otras poblaciones, como Figueres, no pierden población, puesto que tienen una buena conexión con las principales áreas de actividad económica», manifestó el presidente del Consell del Baix Ebre. Por su parte, el del Montsià recordó la importancia de las conexiones del Ebre con Aragón y el norte de la Comunidad Valenciana, mientras que las presidentas de los consells de la Ribera y la Terra Alta denunciaron el aumento del tiempo de trayecto de los regionales que ha supuesto la entrada en funcionamiento de la variante, respecto al 2016.

Temas

Comentarios

Lea También