Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Íntimo Comelade

La Escola d’Art de la Diputació a Tortosa inaugura la exposición ‘L’Acadèmia dels desconfiats’ de Pascal Comelade, un viaje iconoclasta a través de sus obsesiones
Whatsapp

Hay algo cercano y conocido, pero a la vez sorprendente, colorista, y siempre diferente, que te atrapa, zarandea y no te suelta. En el arte las distintas disciplinas suelen comprenderse y respetarse. Los universos de los creadores a menudo se complementan entre ellos por bien que sean, casi siempre, órbitas solitarias. Hay algo de todo esto en la exposición que Pascal Comelade inauguró anoche en la Escola d’Art de la Diputació a Tortosa. Acompañando una variada obra plástica, el espectador escucha a la vez temas musicales suyos como una banda sonora creada ex profeso para el viaje que ahí se inicia.

Es sin duda un viaje iconoplasta, incluso pop y de toques dadaístas, que requiere una lectura calmada propia de un trabajo complejo y de vocabulario específico, por mucho que los símbolos sean conocidos y populares. 

‘L’Acadèmia dels desconfiats’ son Gaudí, Duchamp, Iggy Pop, Salvador Puig Antich, pero también muchas personalidades más. Sorprenden obras como ‘Pau Riba a Cadaqués’ o ‘La mano de Camarón’, entre otras, y sus piezas se alimentan, en esta ocasión, de las identidades culturales, del pop rock de los 50, 60 y 70 y del mundo del cómic. 

Comelade combina los iconos y la música sin un discurso evidente para canalizar sus obsesiones: acrílicos sobre cartón, collages y técnicas mixtas se entremezclan en esta exposición más que inédita y conformada por numerosas obras creadas expresamente para el espacio que iban a ocupar, la sala de exposiciones de la Escola d’Art.

Arriba, Pascal Comelade minutos antes de inaugurar la exposición. A la derecha, una de las obras que puede verse en l’Escola d’Art de Tortosa. FOTO: joan revillas

El acto inaugural de ayer contó con la presencia de Comelade, y estuvo presidido por el presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet; el alcalde de Tortosa, Ferran Bel; la comisaria de la exposición, Joséphine Matamoros, y la directora de la Escola d’Art de la Diputació a Tortosa, Pili Lanau, entre otras autoridades. 

Lanau destacó la voluntad de la escuela, abierta y plural, de «seguir abriéndonos al mundo y ofrecer más lecturas de la vida, de nuestro presente».

La muestra de Pascal Comelade es un proyecto internacional de la Escola d’Art de la Diputació a Tortosa y el Museo de Arte Moderno de Colliure. La exposición está comisariada por la prestigiosa Joséphine Matamoros, originaria de Godall y actualmente directora del equipamento de Colliure. Matamoros mantiene un firme compromiso cultural con las Terres de l’Ebre y anoche avanzó que éste no será el único proyecto a emprender en la ciudad de Tortosa. «Al jubilarme dije que haría más proyectos en Tortosa y lo mantengo. Los artistas fueron una vez hacia Colliure. Y ahora los artistas de Colliure vienen hacía aquí». 

El músico visitando la exposición con las autoridades, ayer por la tarde. FOTO: joan revillas

Matamoros remarcó el componente único de la exposición y la unicidad entre el lenguaje musical y el plástico, y destacó de Comelade su gran creatividad y personalidad en el panorama cultural actual.

La muestra puede visitarse hasta el 28 de enero del 2018, de lunes a viernes de 17 a 20 horas y los sábados de 17.30 a 20.30 horas. 

Temas

Comentarios

Lea También