Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Investigado tras descubrir seis perros desnutridos y encerrados en una jaula en Santa Bàrbara

El investigado manifestó que "eran animales de caza y que no los podía mantener por lo que se había desentendido de ellos"

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los seis perros fueron descubiertos en una finca en estado de abandono. FOTO: CEDIDA

Los seis perros fueron descubiertos en una finca en estado de abandono. FOTO: CEDIDA

La Guardia Civil investiga a un vecino de Santa Bàrbara por seis delitos relacionados con el abandono de animales, tras descubrirse seis perros de caza de raza mestiza en estado de abandono y encerrados en una jaula de una finca.

Los hechos se remontan a finales del mes de febrero en el término municipal de Santa Bàrbara, cuando se inició una investigación que comenzó tras descubrir en una finca de dicha localidad, seis perros de caza de raza mestiza que presentaban graves síntomas de desnutrición y desatención veterinaria, por lo que en un primer momento fue solicitada la colaboración de los servicios veterinarios del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya; tras resultar infructuosos los contactos establecidos, se solicitó colaboración con la entidad sin ánimo de lucro Engrescats Terres de l’Ebre, como entidad con convenio con el Ayuntamiento de Santa Barbara.

Al mismo tiempo, tras diversas gestiones, fue localizado el propietario de la finca, que fue requerido para su personación en la misma al objeto de atender las necesidades básicas de los animales, personándose en la misma y  tras atender las necesidades de los animales, se procedió a su citación en dependencias de la Guardia Civil de Tortosa, al objeto de tomarle declaración en calidad de investigado por la comisión de seis presuntos delitos de abandono de animales.

Tras preguntarle por los motivos que presentaban los animales, como la desnutrición o la desatención veterinaria, este manifestó que eran animales de caza y que no los podía mantener por lo que se había desentendido de ellos.

Tras cubrir las primeras necesidades de los animales y realizar una primera cura paliativa por parte de los servicios veterinarios, los perros fueron entregados a la asociación protectora de animales Engrescat de les Terres de l’Ebre, que actúa como depositaria judicial, para su recuperación.

Las diligencias instruidas fueron remitidas al juzgado en funciones de guardia de Amposta.

Temas

Comentarios