Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado por matar a su compañero de piso en Sant Carles de la Ràpita

El crimen fue cometido a finales de junio del año pasado en una finca aunque el cadáver no fue hallado hasta un mes después

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los Mossos detuvieron al sospechoso dos meses después del crimen.

Los Mossos detuvieron al sospechoso dos meses después del crimen.

La Fiscalía pide 13 años de prisión para un hombre acusado de matar a su compañero de piso en una finca de Sant Carles de la Ràpita en verano del año pasado. El cadáver no fue descubierto hasta un mes después. El arma empleada para el crimen fue una piedra. El acusado es un ciudadano español, natural de Almería y de 46 años.

La víctima, que tenía 56 años cuando murió, vivía sola en su domicilio de Sant Carles de la Ràpita y cobraba cada mes su pensión. Como consecuencia de sus problemas derivados del consumo de drogas, José recibía tratamiento de deshabituación mediante administración de metadona, que le era dispensada en una farmacia de Amposta.

Entre finales de mayo y principio de junio del año pasado,  José invitó a vivir en su domicilio al procesado, Agustín G.Q.

El 25 de junio, José cobró en su cuenta la pensión de 739 euros. Desde el 25 de junio al 27 se realizaron ocho extracciones de dinero mediante utilización del cajero automático, sin que se realizara extracción alguna con posterioridad.

El 27 de junio, José fue atendido en dos ocasiones en el CAP de Sant Carles de la Ràpita, donde le tuvieron que poner puntos de sutura por la mañana en la mano y por la noche en la cabeza. Cuando acudió al centro médico iba acompañado por el acusado. Dichas heridas se las había causado el procesado tras una discusión entre ellos.

Según la Fiscalía, entre las 21.30 horas del 27 de junio -cuando salió del CAP- y el mediodía del 29 de junio, los dos hombres se encontraban en una finca rústica ubicada en la partida de Carrasca. Se inició una discusión entre ellos. En el transcurso de la misma, el acusado procedió a buscar una gran piedra. "Y con ánimo de causarle la muerte o siendo plenamente consciente de que con su acción podría causarle la muerte", procedió a golpearlo una o varias ocasiones con la piedra en la cabeza, cayendo este al suelo. Tras su acción, el procesado abandonó el lugar de los hechos.

Tras el crimen, según la Fiscalía, el acusado, el día 29 de junio, se dirigió a un bar de Amposta, donde pidió al dueño su teléfono móvil para llamar a su hermana, con la que quedó en la parada del autobús, donde cogió el autocar en dirección a Reus. El procesado estuvo unos días en Vila-seca, en el domicilio de su madre, trasladándose posteriormente a Reus.

El cadáver fue localizado a las 20.45 horas del 2 de agosto. El cuerpo se encontraba bajo un almendro situado a unos siete metros de la partición con una finca vecina. Presentaba un avanzado estado de descomposición, casi momificado.

La autopsia determinó que la muerte se debió a una contusión craneal. La causa inmediata se debe a un traumatismo craneoencefálico, que condicionó una afectación de centros neurológicos vitales. La fecha de la muerte se fijó a finales de junio de 2018.

Agustin G.Q. fue detenido a las dos de la madrugada del 29 de agosto en Reus. Los familiares de la víctima han renunciado a cualquier indemnización.

Temas

Comentarios

Lea También