Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La dejadez de una empresa en L'Ametlla por el uso de uralita

La Guardia Civil denuncia a los responsables de la rehabilitación de una vivienda por no retirar este material como residuo peligroso para la salud.

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Guardia Civil

FOTO: Guardia Civil

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Tortosa, han denunciado a los responsables de una mercantil dedicada a la construcción, al comprobar la acumulación de gran cantidad de tuberías destinadas a la canalización de aguas pluviales fabricadas con fibrocemento, en una vivienda de la localidad de L’Ametlla de Mar.

La tarde del pasado viernes cuando la patrulla del Seprona de Tortosa se encontraba realizando servicios relacionados con la protección del medio ambiente en la localidad de L’Ametlla de Mar, observaron como se había llevado a cabo la rehabilitación de una vivienda.

Cerca de ella, esparcidos por el terreno, fueron localizados gran cantidad de trozos de fibrocemento (uralita), así como la acumulación de tuberías de canalización fabricadas con el mismo producto.

La parcela donde se acumulaba la uralita no disponía de vallado perimétrico ni otras medidas de seguridad que impidiera el acceso de cualquier persona a este tipo de residuo considerado altamente peligroso.

Por dicho motivo se confeccionó acta-denuncia ante el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya a les Terres de l’Ebre por almacenar residuos considerados peligrosos para las personas y el medio ambiente.

El amianto

El amianto mezclado con fibrocemento se utiliza para construir lo que se conoce como placas de Uralita, es sumamente peligroso para el aparato respiratorio, ya que puede provocar fibrosis pulmonar, cáncer de pulmón y otras enfermedades graves relacionadas con el aparato respiratorio.

El gran riesgo en la manipulación de este material surge cuando se pretende desmantelar una construcción, ya que las fibras que se encuentran dentro de la Uralita al cortarlas, trocearlas o manipularlas, se desprenden y al inhalarse pueden provocar las enfermedades descritas.

La retirada de este material debe de ser realizada por una empresa inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA), estas empresas especializadas son las encargadas de realizar operaciones de reparación y retirada de elementos que contengan amianto.

Temas

Comentarios