Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La marihuana que mareaba a los bañistas de la Serra d'Almos

La Guardia Civil desmantela una plantación y detiene a un matrimonio que cultivaba en el sótano y secaba el cannabis en la planta superior

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Guardia Civil

FOTO: Guardia Civil

La Guardia Civil de Tarragona ha desmantelado una plantación de marihuana compuesta por 564 plantas, del interior de una vivienda del pueblo de la Serra d’Almos (pertenece a Tivissa), deteniendo a un matrimonio como responsables de dicha plantación por la comisión de un delito de tráfico de de drogas (cultivo y elaboración de marihuana) y otro de defraudación del fluido eléctrico.

Con motivo la apertura de la piscina municipal en la Serra d’Almos, algunos usuarios de la misma alertaron a la Guardia Civil del fuerte olor a marihuana que se percibía en el ambiente, el cual podría proceder de uno de los domicilios próximos a la instalación acuática. Tras tener conocimiento de dicha información la Guardia Civil estableció numerosos dispositivos al objeto de verificar dicha información y en su caso localizar y desmantelar la plantación cannabica e identificar a su responsable.

Estos dispositivos resultaron positivos, cuando al lado de la piscina municipal fue localizada una vivienda con varios elementos en su exterior, como acondicionadores y extractores de aire utilizados normalmente en plantaciones  cannabicas de tipo “indoor”, esto unido a las propias labores operativas por la apreciación del fuerte olor a marihuana de la vivienda, denotaba que en el interior de la misma podría existir una plantación cannábica clandestina.

En la vivienda, residencia habitual de un matrimonio afincado en el municipio, se habían acondicionado algunas estancias para albergar plantaciones de marihuana: la planta superior como secadero y el sótano el invernadero donde se ubicaba la plantación, de esta manera el matrimonio podía tener la plantación activa y en óptimas condiciones de producción, detectando en numerosas ocasiones como el citado matrimonio cargaba tierra de cultivo de un comercio de una localidad próxima y deshaciéndose de los restos de poda de las plantas en una finca de su propiedad.

Este jueves 25 de julio se estableció un dispositivo policial para explotar la información lograda en la investigación, una vez obtenido el correspondiente mandamiento de entrada y registro de la Autoridad Judicial.

El operativo ha permitido desmantelar una plantación tipo “Indoor” con 564 plantas de marihuana, 2’3 kilos de cogollos de la misma sustancia, 1 pistola taser, 900 € y material para el cultivo y elaboración de la sustancia.

A los detenidos, un matrimonio de 59 y 60 años, vecinos del municipio, se les imputa un presunto delito contra la salud pública (cultivo, elaboración y tráfico de sustancias estupefacientes) y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Tras prestar declaración en dependencias policiales fueron puestos en libertad a disposición del juzgado en funciones de guardia de Falset.

Temas

Comentarios

Lea También