Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La muerte agónica de un perro señala a un sospechoso en Tortosa

Durante el último año en la zona se habían rescatados más de 30 cachorros de perro en estado de abandono

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: G.C.

FOTO: G.C.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) investigan a un vecino de Tortosa como presunto autor de un delito de maltrato animal y abandono con resultado de muerte, tras localizar el cadáver de un cánido en una finca del término municipal de Jesús (Baix Ebre).

Los hechos se remontan al pasado domingo, en el paraje conocido como Barranc del Riu Sec, del término municipal de Jesús, cuando una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Tortosa descubrieron el cadáver de un perro hembra de raza podenco, carente de signos externos de violencia. Este animal habría fallecido unas 24 horas antes y tras su examen se descubrió que la misma habría criado posiblemente el día anterior.

FOTO: G.C.

Cuando se estaba realizando la recogida de muestras y del cadáver, se detectó la presencia de un hombre de mediana edad que merodeaba por la finca, por lo que tras ser identificado se procedió a la apertura de diligencias penales por la comisión de un presunto delito de maltrato animal con resultado de muerte.

Se trasladó el cadáver del perro hasta las dependencias del Cos d’Agents Rurals de Tortosa, solicitando al juzgado en funciones de guardia de Tortosa autorización para realizar la necropsia y analítica del animal para determinar las causas de su muerte.

No es un caso aislado

Durante el último año, en la zona donde fue localizado el cadáver de la perra, ya se habían practicado diversas actuaciones relacionadas con el rescate de varios cachorros de perro en estado de abandono, con síntomas evidentes de desnutrición y de posibles enfermedades, durante estas actuaciones también se habían localizado dos hembras adultas de perro, que criaban indiscriminadamente y de forma incontrolada.

En una de estas actuaciones se realizó inspección, en una finca de la zona donde, se comprobó la existencia de unas instalaciones, donde se ubicaban varios animales  que carecían de las mínimas condiciones higiénico-sanitarias para el cuidado de estos, incluso nunca habían recibido asistencia sanitaria alguna y evidentemente no disponían de dispositivos de identificación ni de documentación, por lo que este hecho ya se había puesto en conocimiento tanto, de los servicios municipales, como del Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También