Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras del cuartel de la Guardia Civil de la nuclear Ascó, sin licencia

La construcción está parada desde hace un tiempo y el Ayuntamiento busca cambiar la tipología del terreno, no urbanizable, para encajar el proyecto

Diari de Tarragona

Whatsapp
Panoràmica de la nova caserna de la Guàrdia Civil dins les instal·lacions de la central nuclear d’Ascó, a la Ribera d’Ebre. FOTO: Joan Revillas

Panoràmica de la nova caserna de la Guàrdia Civil dins les instal·lacions de la central nuclear d’Ascó, a la Ribera d’Ebre. FOTO: Joan Revillas

Las obras del cuartel de la Guardia Civil en el interior de la central nuclear de Ascó están paradas. El Ayuntamiento no ha autorizado la licencia municipal porque el terreno donde se debe levantar el edificio forma parte del sistema general técnico de producción de energía, en el perímetro de los dos reactores, y es suelo no urbanizable.

El Ayuntamiento está tramitando la modificación de las normas para resolver la situación, pero no descarta incoar un expediente sancionador porque las obras siguieron adelante sin el permiso municipal. Mediante un decreto de Alcaldía se ordenó el cese de actividad.

La regularización del terreno donde se construye el cuartel está pendiente de la Comisión de Urbanismo de las Tierras del Ebro (CUTE) que requirió un informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que ya ha llegado y su dictamen es favorable.

Aunque todo va por buen camino, la tramitación todavía no ha terminado y a pesar de ello las obras continuaban desoyendo la paralización temporal de las mismas.

El nuevo cuartel se empezó a construir el año pasado a petición del Ministerio de Interior porque la Guardia Civil se encargue de la seguridad interna de las plantas nucleares. En Ascó se destinarán 35 agentes de la Benemérita.

Mediante un decreto de Alcaldía se ordenó el cese de actividad.

El alcalde de Ascó, Josep Maria Buixeda, ha explicado que han aprobado provisionalmente las normas subsidiarias del municipio para que se pueda regularizar el edificio del nuevo cuartel de la Guardia Civil.

Según han avanzado Radio Móra d'Ebre y l'Ebre, un decreto de alcaldía había paralizado las obras porque se hacían en un terreno no urbanizable, no se los concedió la licencia a pesar de que se había empezado a construir sin el permiso.

Ahora la Comisión de Urbanismo tiene que dictaminar si aprueba la modificación urbanística que quedó aplazada en la última reunión porque se requería un informe de a CHE. Ahora que ha llegado está previsto que esta modificación entre en la próxima reunión de la comisión.

«En su momento el Ayuntamiento de Ascó, cuando fue conocedor de que se quería construir esta instalación de la Guardia Civil se procedió, por decreto, a paralizar las obras e incoar el expediente para la restauración de la legalidad urbanística. No quiere decir que sabiendo que es una edificación legalitzable, el Ayuntamiento no tome otro tipo de medidas como un expediente sancionador», ha asegurado Buixeda.

A preguntas del Diari, la Asociación Nuclear Ascó Vandellòs (ANAV), gestora de la central nuclear de la Ribera de ebre, ha declinado hacer ninguna valoración sobre la obra y su situación urbanística. 

Un millón de euros

La inversión prevista para la construcción de este cuartel es de 1,1 millones de euros, a cargo de ANAV. Se trata de una medida acordada para la protección de las instalaciones ante un hipotético ataque terrorista.

Temas

Comentarios

Lea También