Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Llega el verano y las temidas picaduras

El consorcio encargado del control de las plagas en el Ebre intensifica tratamientos mientras farmacias y floristerías se llenan de repelentes

Andreu Caralt

Whatsapp
La farmacéutica Núria Carbó, con los productos repelentes.Foto: Joan Revillas

La farmacéutica Núria Carbó, con los productos repelentes.Foto: Joan Revillas

El mes de julio ha llegado a nuestras vidas y con él la presencia máxima en el ambiente de un conjunto de insectos que nos atacan con sus picaduras y mordeduras

Las Terres de l’Ebre albergan tres de esas especies que nadie quiere a su alrededor: el mosquito común, el mosquito tigre y la mosca negra. La preservación de grandes áreas naturales con presencia de agua como el Delta y la existencia misma del río Ebre convierten el territorio en idóneo para estos insectos.
La población convive con ellos, conscientes que su erradicación es hoy imposible, y activa múltiples métodos para atenuar sus efectos.

La administración catalana ha delegado en el Consorci de Polítiques Ambientales de les Terres de l’Ebre (COPATE) la lucha contra esas plagas.
Este año finaliza el convenio de tres años para financiar la lucha contra la mosca negra, una mosca autóctona diminuta (de 2 a 6 mm de tamaño) que muerde la piel de las personas y pueden causar inflamaciones destacables. En personas sensibles pueden causar un  picor fuerte y un edema.

El COPATE ha realizado cinco tratamientos contra la mosca negra en el río Ebre

El COPATE aplica un tratamiento aéreo (en helicóptero) sobre distintos puntos del río Ebre entre Ascó y Tortosa en el que vierte un insecticida biológico denominado BTI muy efectivo para eliminar las larvas del insecto. La mosca negra encuentra su hábitat ideal en las plantas acuáticas cada vez más extendidas en el Ebre a causa del pésimo caudal que arrastra en los últimos años, agravada este año por la dura sequía.

El COPATE ha realizado cinco tratamientos en lo que va de año y a mitad de julio ejecutará el sexto y último. El presupuesto llega hasta ahí. Otros años se han programado hasta ocho a lo largo de una temporada.

En helicóptero y avión

La eficacia de los tratamientos anti larvarios es muy alta y permite limitar el desarrollo de  mosca negra. «Las condiciones del tiempo y del río nos han permitido realizar los tratamientos programados por lo que la situación de la plaga está estabilizada», cuenta Raúl Escosa, técnico del organismo de control.
Eso no quiere que no piquen las moscas, que lo hacen, y en algunas zonas causando muchas molestias, como los quejas expresadas en los últimos días desde el municipio de La Pobla de Massaluca. El COPATE admite que siempre hay un porcentaje de mosca que escapa a su control pero insiste que la situación sin tratamientos sería mucho peor. 

El mosquito tigre actúa sobretodo de día y puede picar hasta en diez ocasiones 

El mismo consorcio se encarga de la lucha contra la proliferación del mosquito en el delta del Ebre. Esta semana han realizado el primero de los tres tratamientos con avioneta contra las larvas que se generan en los arrozales perimetrales de los núcleos urbanos y urbanizados, un total de 2.100 hectáreas. Hasta mediados de agosto se ejecutaran los dos restantes.

Por último, el consorcio actúa contra el mosquito tigre, la última de la plagas presentes en el Ebre. A petición de cuatro municipios del Montsià -Ulldecona, Sant Carles de la Ràpita, Alcanar y La Sénia- realiza tratamientos en los sumideros de las alcantarillas, uno de los puntos, no el principal, de reproducción de esta temida especie que ya ha colonizado  todas las comarcas del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre.

Temporada en las farmacias

En las farmacia Sauras Pons del barrio de Temple de Tortosa cuando llega el calor agrupan todos los productos repelentes en un dispensador privilegiado. Exponen los repelentes para adultos y niños  que más garantías les ofrecen. «Cada año aparece alguna novedad pero hay un conjunto de productos de contrastada eficacia que mantenemos a la venta año tras año», explica Núria Carbó, farmacéutica  adjunta. 

En las últimas temporadas han proliferado las pulseras y relojes digitales para niños que cuentan con la citronela como principio activo para repeler a los mosquitos. Para los bebes existen también parches que no se colocan en el cuerpo sino en elementos cercanos al bebé como el cochecito o la ropa. Carbó recuerda que la mayoría de repelentes son aconsejables para los niños a partir de los dos años.

El Departament de Salut recomienda usar el repelente sólo en el exterior, durante el tiempo necesario, y cumplir estrictamente las instrucciones de uso, especialmente en lo relativo a las aplicaciones diarias permitidas. Insiste en no utilizarlo en niños menores de dos años y en los más grandes recomienda evitarlo siempre que sea posible. 

En todo caso nunca hay que aplicar el repelente sobre las manos de los niños ya que podrían llevárselo a la boca o a los ojos. No es aconsejable aplicarlo sobre la ropa y cuando ya no sea necesario su uso, la persona debe limpiarse la piel con agua y jabón.

En caso de picadura, el consejo es lavar y desinfectar bien toda la zona. En caso de molestias persistentes se recomienda consultar un médico.
Desde la aparición de la mosca negra en las Terres de l’Ebre hace más de una década el remedio  de mayor popularidad es la loción hidratante de la marca comercial Natural  Honey. La viscosidad de la loción que dificulta la mordedura del insecto y la presencia en la composición de compuestos repelentes como el geraniol han logrado buenos resultados. Los farmacéuticos consultados, con todo, advierten que la concentración de repelente en este producto nada tienen que ver, es muy inferior, al de uno específico. 

Plantas ‘stop’ mosquito

Cuando llegan los meses calurosos se populariza la venta  en las floristerías de  distintos tipos de plantas ornamentales, de pequeño tamaño, que presumen de actuar como repelentes de mosquitos. En algunas ocasiones (ver imagen) lucen llamativos reclamos con la leyenda ‘Stop Mosquito’. Se trata de un geranio (Pelargonium citrodorum) con aroma de limón que repele, a priori, los mosquitos. «El aroma natural de cítrico que desprende esta planta provoca una barrera natural que ahuyenta a los mosquitos», asegura el reclamo. Otro plantas de sol que poseen efectos similares son la citronela y la albahaca, habitual en numerosas mesas de terraza en las Terres de l’Ebre durante los meses de verano. Su efectos son limitados. 

Ultraso-nidos de móvil

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lo dejó muy claro en un informe elaborado el 2015: las aplicaciones para teléfonos inteligentes que prometen repeler a los mosquitos no valen para nada.  Hay decenas de ellas, de descarga gratis, que aseguran son capaces de mantener alejados a los mosquitos gracias a la emisión de ultrasonidos. La OCU probó distintas aplicaciones en laboratorio y las picaduras de los mosquitos fueron las mismas con y sin la aplicación. Es más, los mosquitos no tienen oído por lo que no pueden percibir esos ultrasonidos, se asegura. En cambio, las emisiones de ultrasonidos podrían ser molestas para personas sensibles y especialmente para bebés y niños.

Repelente bio de cosmética

El mundo de la cosmética ha elaborado también productos para repeler las molestas picaduras de los insectos. Uno de los más especiales es el repelente de insectos 100 % ecológico de la empresa de Prat de Comte (Terra Alta), Carícies d’Oli (ww.caricies.com). Se trata de una emulsión aromática corporal que gracias a la acción de varios aceites esenciales presentes en su formulación ayuda  a alejar los insectos de manera natural, protegiendo las pieles más delicadas. El ‘Repelbio’, este es su nombre comercial, se puede aplicar por todas las zonas de piel descubiertas, renovando la aplicación cada 2 o 3 horas. Su uso es adecuado para los niños a partir de los seis meses de edad.

Comentarios

Lea También