Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos 'celebran' el sábado el corte número 100 de la N-340

El movimiento que reclama la autopista AP-7 gratuita llevará su reivindicación a Madrid, a una reunión con el director general de Carreteras

M.Millan

Whatsapp
El corte de la carretera N-340, ayer por la tarde en Amposta.  Foto: Joan Revillas

El corte de la carretera N-340, ayer por la tarde en Amposta. Foto: Joan Revillas

El movimiento vecinal que pide la gratuidad de la autopista AP-7 en las Terres de l’Ebre lamentó la nueva víctima de la carretera N-340, ayer en Altafulla. Los vecinos iniciaron los cortes de la carretera hace casi un año (el 24 de septiembre del 2015) precisamente para denunciar la alta siniestralidad de la vía y todavía continúan en su empeño. Ayer realizaron un nuevo corte de la vía a la altura de Amposta, a las siete de la tarde. Las movilizaciones empezaron siendo semanales y pasaron a ser diarias este verano, cuando los Mossos instaron a reducir su duración, de 45 a 25 minutos. Así, actualmente los cortes tienen lugar todos los días en Amposta excepto los jueves, que se mantienen en tres puntos diferentes de la vía:a la altura de l’Ametlla de Mar, la entrada a Les Cases d’Alcanar y Sòl de Riu (al límite con la Comunidad Valenciana).

Este sábado se cumple el corte número 100 del movimiento y para celebrarlo han preparado una ‘chocolatada’ para todos los asistentes. «Nos mantenemos constantes en nuestra reivindicación», explica el portavoz del movimiento, el ampostino Llorenç Navarro.

Una ‘aberración’

A la demanda de la gratuidad de la AP-7 para descongestionar la carretera N-340, se suma ahora la oposición a las medidas que ha tomado el Ministerio de Fomento para intentar reducir los accidentes en la vía:la construcción de una docena de rotondas y la instalación de línea continua en el tramo entre L’Hospitalet de l’Infant y L’Aldea, de cerca de 40 kilómetros. «Estas medidas son una aberración y un castigo para las Terres de l’Ebre, sus ciudadanos y su desarrollo», comenta Navarro.

El movimiento llevará sus reivindicaciones a Madrid, donde está prevista una reunión con los responsables de la dirección general de Carreteras del Estado. En una asamblea esta semana en Amposta, los vecinos han aproximado posiciones con los alcaldes de las Terres de l’Ebre, algunos de los cuales han aprobado mociones en sus consistorios contra las medidas del Ministerio de Fomento y reivindicando nuevamente una autopista gratuita para el territorio.

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También