Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Manel Sunyer (Batea): 'Tenemos un tractor nuevo y el premio nos vendrá muy bien para pagarlo'

En Ca l´Antoni y en todo el pueblo de Batea, la mañana ha sido muy movida hasta que se ha sabido a ciencia cierta quiénes eran los agraciados con este cuarto premio de la Lotería de Navidad

M.Millan

Whatsapp
Manel y Asunción Sunyer, en Batea. Foto: Joan Revillas

Manel y Asunción Sunyer, en Batea. Foto: Joan Revillas

Manel Sunyer estaba trabajando en el campo, podando sus viñedos, cuando su esposa Asunción Sunyer le informó por Whatsapp que un décimo de un cuarto premio de la lotería de Navidad había tocado en su pueblo, Batea (en la comarca de la Terra Alta). “Le he pedido que me diera el número y cuando lo he comprobado no me lo podría creer.. ¡era el nuestro!”, comenta emocionado al Diari. El premio: 20.000 euros. Para celebrarlo, a media mañana los dos se han acercado al bar Ca l’Antoni, donde él compró el décimo por terminal hace unos días. “Me di cuenta que no tenía ningún número comprado en el pueblo y me acerqué aquí para conseguir uno en el bar”, donde hay punto de venta oficial de Loterías y Apuestas del Estado desde hace más de tres años. “No escogí el número, lo dejé al azar, pero lo cierto es que me gustó el que me dio la máquina expendendeora”, explica este agricultor. Era el número 59.444, agraciado con un cuarto premio, el más madrugador del Sorteo de Navidad de este año, ya que ha salido a penas a las 9.15 horas. Todavía en una nube, el matrimonio de Casa Gardel (como se les conoce en Batea) ya piensa a qué destinará el premio. “Tengo un tractor nuevo que todavía se tiene que pagar y este premio nos vendrá muy bien”, afirma Manel, copa de cava en mano.

En Ca l’Antoni y en todo el pueblo de Batea, la mañana ha sido muy movida hasta que se ha sabido a ciencia cierta quiénes eran los agraciados con este cuarto premio de la Lotería de Navidad. El propietario del bar, Antoni Altés, alentaba ayer sus clientes, a modo de broma, para que compraran lotería porque estaba convencido de que tocaría. “Me refería al número del bar, que habría sido muy repartido, pero cualquier premio que demos ya es todo un regado”, comenta. Y es que esta es la primera vez que reparten un premio importante en el Sorteo de Navidad.

 

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También