Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mantener las escuelas rurales: el reto en el Ebre

El curso comienza con normalidad en las comarcas ebrenses con 27.127 alumnos

Marina Pallás

Whatsapp
Imagen de ayer de alumnos y padres entrando en la Escola El Temple de Tortosa. FOTO: Joan Revillas

Imagen de ayer de alumnos y padres entrando en la Escola El Temple de Tortosa. FOTO: Joan Revillas

En las Terres de l’Ebre el nuevo curso escolar ha arrancado con normalidad en las cuatro comarcas, en los 96 centros educativos de que dispone el territorio. 

En total el curso empieza con 27.127 alumnos, 553 más que el curso anterior. Siguiendo la tendencia en todo el país, el mayor incremento se ha dado en los ciclos de primaria (un 38,9% más) y en secundaria (un 26,6% más), mientras que se registra un descenso de un centenar de alumnos en el ciclo infantil, motivado por el descenso global del padrón. 

En el territorio inician el curso escolar un total de 2.365 docentes. La gran mayoría de los 27.000 alumnos llenan ya las aulas de las 73 escuelas (de las cuales, 38 agrupadas en Zonas Escolares Rurales), 20 institutos y tres institutos escuela. También la plantilla de docentes se

encuentra prácticamente al 100% ya en los centros, según ha indicado la directora territorial d‘Ensenyament Montserrat Perelló, con sólo tres excepciones pendientes, relacionadas con especialidades «muy específicas» de la Escuela Oficial de Idiomas, el Instituto Julio Antonio de Móra d’Ebre o Amposta. El Departament d’Ensenyament da por finalizadas las obras de mejora

pendientes en algunos centros para comenzar de forma efectiva el curso.

Entre estas obras está la ampliación de un aula en la escuela El Marjal de les Cases d’Alcanar; la mejora del tejado de l’Institut Berenguer IV d’Amposta; la sustitución de ventanas en las escuelas de Flix y de la Pobla de Massaluca, y las obras de mejora en el patio de la escuela Sant Roc de Paüls. La escuela Lluís Viñas, en Móra d’Ebre, es la única cuyas obras aún han de empezar, en octubre.
Normalidad en Godall

Finalmente, los niños del colegio de Godall pudieron asistir a su escuela con normalidad, después de que los técnicos constataran que no había peligro alguno con unas grietas que afectan el edificio, asentado parcialmente en un terreno arcilloso. 

«Los técnicos han valorado que no afectan a la estructura y que no hay peligro. No queríamos empezar las clases ahí si había cierto peligro o nuevos movimientos, pero no es así y no hay de qué preocuparse», afirmó al Diari la directora territorial d’Ensenyament en les Terres de l’Ebre, Montserrat Perelló. 

Igualmente, ahora el Departament d’Ensenyament pedirá un estudio geotécnico del lugar y en cualquier caso se ha instalado una valla de protección en el patio de la escuela.

Las escuelas pequeñas

Las Terres de l’Ebre son un territorio constituido fundamentalmente por pequeños pueblos. Por eso, una de las preocupaciones de muchos ayuntamientos de los pueblos del Ebre es poder mantener las escuelas abiertas cuando hay pocos niños. Muy mediático fue el caso, hace tres años, de la escuela de Prat de Comte, en la Terra Alta, que estuvo a punto de cerrar. Pero hay muchas más en el territorio que también tienen muy pocos alumnos.

Mantener las escuelas pequeñas en zonas rurales es, así pues, uno de los grandes retos del Departament en el territorio. Centros como los de Prat de Comte, Caseres (Terra Alta), Lligallos (Camarles) o Poblenou del Delta (Amposta), se encuentran por debajo del umbral de los diez alumnos y tendrían graves problemas para continuar. 

«Hacemos lo que tenemos que hacer como administración pública: mantener las escuelas a pesar de la cantidad de niños. Pero la equidad territorial es esta. No miramos la ratio de los pueblos pequeños o la mayoría estarían cerradas», declaró Perelló. «Barcelona tiene hoy problemas para inicios de obras y mucha demanda de escuelas nuevas: ojalá tuviéramos este problema en todos los territorios. Pero aquí hacemos el esfuerzo de mantener el profesorado necesario».

Temas

Comentarios

Lea También