Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Máxima alerta contra incendios en sierras y bosques muy secos del Camp y l'Ebre

Los accesos a las sierras del Port y el Montsant estuvieron restringidos entre el lunes y el día de ayer, para impedir actividades que pudieran provocar algún fuego

M.Millan

Whatsapp
Un equipo de Agents Rurals, vigilando los accesos en la zona de Sant Roc, en el término municipal de Paüls.  Foto: Joan Revillas

Un equipo de Agents Rurals, vigilando los accesos en la zona de Sant Roc, en el término municipal de Paüls. Foto: Joan Revillas

El intenso calor y el viento de estos últimos días han obligado a reforzar la vigilancia contra incendios en el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre, donde ayer y el lunes estuvieron cerrados los accesos al macizo del Port y la sierra del Montsant, como medida preventiva. «Se da el caso que en algunas zonas de las Terres de l’Ebre hace más de tres meses que no llueve y la vegetación está francamente mal, muy seca», explica al Diari Cándido Rincón, jefe del Cos d’Agents Rurals en Tarragona y temporalmente también en las Terres de l’Ebre.

Una treintena de estos agentes se desplegaron por las dos montañas. Su misión, vigilar los principales accesos e impedir la mayoría de las actividades al aire libre. «Sólo dejamos pasar a algunos agricultores y a los granjeros que tienen que ir a dar de comer a sus animales», explica Rincón. En zonas como la urbanización de la cima del Mont Caro, el control de paso se situó ya pasadas las casas, la mayoría segundas residencias. «En el Mascà tenemos reuniones periódicas con los vecinos y son muy conscientes de lo que pueden y no pueden hacer en estos días concretos y tan delicados. Los trabajos en el jardín y especialmente las barbacoas están prohibidas», añade.

Los que tienen que dar la vuelta y tienen que dejar sus actividades o excursiones para otro día, se lo toman con resignación. «La gente está concienciada y nos hace caso cuando les decimos que vuelvan otro día», explica el jefe de los Agents Rurals en Tarragona.

En el Port se marcaron ayer unos 50 accesos y sólo en los principales se ubicaron patrullas de control. Sería el caso del Toscà, Sant Roc de Paüls, los barrancos de la Caramella y la Galera, o el acceso al pantano de Ulldecona, este de forma conjunta con las autoridades valencianas.

El control de los accesos a la sierra del Montsant resulta más fácil, por sus menores dimensiones y por el hecho que no hay núcleos de población en su interior y las carreteras son perimetrales. A parte de por tierra, una parte de la vigilancia se realizó también a través de un helicóptero de los Agents Rurals.

Aunque no contaba ayer con el nivel 3 del Pla Alfa de la Generalitat que limita los accesos, otra zona que preocupa por su estado y la intensa sequía que padece es el área de la Fatarella, Ascó y Vilalba dels Arcs, a caballo entre las comarcas de la Terra Alta y la Ribera d’Ebre.

Hoy baja el nivel de alerta

Los Agents Rurals tienen previsto rebajar hoy el nivel de alerta al 2 en las Terres de l’Ebre y el Camp de Tarragona, todavía con alto riesgo de incendio pero algo menor al de los últimos dos días, a raíz de la ligera bajada de las temperaturas y la reducción del viento.

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También