Miravet, una de las fortalezas templarias más imponentes

El Castillo de Miravet es conocido por ser uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar catalana de los siglos XII y XIII

Roser Regolf Cazorla

Whatsapp
El castillo de Miravet, en la Ribera d’Ebre. FOTO: Joan Revillas

El castillo de Miravet, en la Ribera d’Ebre. FOTO: Joan Revillas

Uno de los rincones más mágicos se encuentra en Miravet, en la Ribera d’Ebre, y es gracias al castillo templario que corona una colina bañada por las aguas del Ebro.

Conocido por ser uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar catalana de los siglos XII y XIII, el Castillo de Miravet fue una pieza clave para que sus ocupantes dominaran el transcurso del río y vigilaran las tierras que lo rodean. El conjunto fortificado cuenta con un gran recinto amurallado y un reducto defensivo con cinco torres de 25 metros.

Antes de la pandèmia, el castillo de Miravet se convertía en el escenario del festival Mirarock o de las propuestas de Eufònic. Ahora se podrá disfrutar visitándolo en grupos reducidos y conociendo a fondo las historias que marcaron el pasado de la zona.

El castillo de Miravet ha sido testigo de múltiples enfrentamientos bélicos que marcaron la historia

Un pasado que contar

A lo largo de la historia el castillo ha sido testigo de múltiples enfrentamientos bélicos como las guerras germanicas, las guerras carlistas o la guerra civil. Construido por los musulmanes para defenderse de los continuos ataques cristianos, a principios del siglo X, la fortaleza fue tomada en 1153 por los caballeros templarios de Ramon Berenguer IV. 

Para los de la orden del Temple era uno de sus bienes más preciados de la Corona de Aragón, hasta que fueren acusados de traición, en 1307, y después de un año de resistencia, el castillo fue entregado a los hospitalarios, quienes lo custodiaron hasta 1834.

Si hablamos de la historia más reciente, el castillo de Miravet vivió también parte de la guerra civil española, viendo pasar las tropas republicanas hacia la batalla del Ebro.

Temas

Comentarios

Lea También